LaRouche: Consigan 10 o 12 congresistas para el enjuiciamiento esta misma semana

19 de febrero de 2014

19 de febrero de 2014 — Dada la situación de emergencia que enfrenta Estados Unidos y otras naciones de la región transatlántica, de una desintegración económica inminente y una guerra termonuclear, no hay nada más urgente como sacar al Presidente Obama de su cargo, ahora, declaró el estadista norteamericano Lyndon LaRouche en su discusión con el Comité Político de LaRouche PAC el pasado lunes 17. [1] Específicamente, dijo: "Diez miembros del Congreso, quizás 12 [que apoyen el enjuiciamiento] sería suficiente para encarrilar esto. Y tienen que pensar que, cuando hablamos de encarrilar esto, estamos hablando de ahora y el miércoles, o algo así".

El Congreso está de vuelta en sus distritos esta semana, y el pueblo estadounidense debe entrar en acción. La miembro del Comité Político Diane Sare, señaló que el Congreso estaba en receso cuando Obama trató de bombardear Siria el año pasado, y con la presión de sus bases electorales, el Congreso le hizo saber a Obama mediante una cantidad de cartas que no se toleraría que bombardeara siria; el Congreso puede actuar cuando no están en sesión, en una emergencia, bajo la presión suficiente.

El Congreso regresa a sus distritos en un ambiente maduro para cumplir con las órdenes de marcha del señor LaRouche. En los últimos días ha quedado muy claro que entre las filas conservadoras republicanas han decidido forzar un debate sobre el enjuiciamiento, y en las filas de congresistas del Partido Demócrata, en privado, si bien no en público, muchos ya no pueden contener su furia ante la destrucción del país perpetrada por Obama.

Una columna titulada "Of Course He Should Be Impeached. Do We Have A Congress Or A Coffle Of Slaves?" (Por supuesto que se le debe enjuiciar. ¿Tenemos un Congreso o una cuerda de esclavos?) publicada en el periódico American Spectator el lunes 17, pone su grano de arena en ese debate. El autor, David Catron, le dice a los republicanos, con mención del senador Ted Cruz, que es "totalmente irrelevante" decir que la Cámara de Representantes no puede enjuiciar a Obama solo porque los demócratas del Senado nunca lo van a condenar. Eso sería como que un policía que ve a un ladrón que te está robando, no arresta al ladrón porque un juez corrupto lo podría dejar libre.

Las "violaciones a la Constitución en serie" que ha cometido Obama, le imponen "el deber a la Cámara de Representantes de enjuiciar a Obama", señala Catron. Hace una referencia al emperador romano Tiberio, quien desdeñaba el "egoísmo y cobardía moral que había permitido que el otrora poderoso Senado de Roma fuese castrado: 'Esos hombres merecen ser esclavos'. Si nuestros representantes electos en el Congreso no hacen algo con Obama, serán considerados por la posteridad con el mismo desprecio", argumenta Catron.

El representante Tom Rice (republicano, de Carolina del Sur) le dijo al periódico The Hill —que circula en todo el Capitoloio— que él piensa que "el liderato [republicano] está llegando a la conclusión de que no se pueden quedar con los brazos cruzados mientras que el Presidente hace esa enorme acumulación de poder". Pero ni tanto. El mismo Rice está eludiendo la pelea en serio, y más bien promueve su resolución H.RES. 442, para "Detener esta Presidencia Extralimitada" según la cual la Cámara de Representantes "introduciría una demanda civil en el Tribunal de Distrito Federal del Distrito de Columbia para resarcir los agravios" en varios casos en que la rama ejecutiva se ha extralimitado.

¿Para qué una demanda, cuando los 104 congresistas que han copatrocinado esa resolución deberían iniciar ya el enjuiciamiento político?