La Glass-Steagall resuena en el Congreso de Estados Unidos

24 de may de 2013

24 de mayo de 2013 — El impacto de la introducción del proyecto de ley SB 985 por parte del senador Tom Harkin para restablecer la Glass-Steagall está resonando por todo el Congreso, como se muestra en la presentación y preguntas del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke ante la Comisión Conjunta sobre Economía el miércoles 22.

Al responder una pregunta del senador Bernie Sanders (Independiente por Vermont) sobre los bancos que son "demasiado grandes para quebrar", Bernanke respondió: "Yo creo que muchas de las sugerencias de dividirlos, involucra ya sea cambios pequeños o una forma de Glass-Steagall. Yo creo que la Glass-Steagall no es la solución porque como lo vimos en la crisis, los bancos de inversiones [y] los bancos comerciales por separado tuvieron serios problemas".

El vicepresidente de la FDIC, Thomas Hoenig hizo trizas específicamente esta "mentira institucionalizada" de Obama, Geither y ahora Bernanke, de que el crac del 2008 ocurrió fuera del sector bancario comercial y que por lo tanto, fuera de la influencia de la Glass-Steagall, si hubiera estado vigente. Hoenig dijo en su discurso del 17 de abril del 2013, en el Instituto Levy de la Universidad Bard que "Algunas veces se ha argumentado que la crisis reciente estaba más relacionada a los bancos a la sombra, fuera de la red de seguridad, que con los bancos comerciales bajo la red de seguridad" dijo Hoenig. "Se cita a Lehman Brothers justamente como uno de esos casos. Sin embargo, Lehman era una banco comercial en el sentido más importante del término". Hoenig describió como Lehman, Bear Stearns y demás usaron "repos" y derivados relacionados como si hubieran sido depósitos a la vista en un banco comercial y apalancaron estos "depósitos" hasta en un 40:1, pidiendo prestado de los bancos comerciales.

Sanders también le planteó a Bernanke otro de los principales puntos de intervención de LaRouche PAC: mientras la Reserva Federal bombea $85 mil millones al mes en el sistema, los bancos no están concediendo préstamos. Bernanke respondió ridículamente: "La cantidad de reservas en exceso en el sistema bancario está completamente fuera de control de los bancos. La Reserva Federal coloca estas reservas en el sistema: los bancos las pueden circular entre ellos, pero el total ya está dado. No hay nada que ellos puedan hacer; es como una papa caliente" (!)

La congresista Loretta Sanchez (demócrata por California) enfrentó a Bernanke con relación al dinero extranjero que está entrando a comprar viviendas, en la medida en que los bancos se deshacen de una gran cantidad de viviendas embargadas y las venden a los fondos especulativos que las acaparan y rentan, a la vez que se niegan a dar préstamos, en tanto que las rentas se disparan. Bernanke atribuyó la creación de una nueva enorme clase de personas que rentan permanentemente a merced de los fondos especulativos a "exceso de conservadurismo por parte de los bancos".

Se tiene que hacer que se apruebe la Glass-Steagall y los proyectos de desarrollo de la economía física para que Bernanke se vaya con Rumpelstiltskin.