Se comprueba que terremotos distantes afectan la falla de San Andrés

14 de may de 2011

14 de mayo de 2011 — Los resultados de un proyecto de investigación llevado a cabo por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés), dado a conocer el martes y publicado en la revista Nature Geoscience, prueba que terremotos distantes —de incluso hasta miles de millas de distancia— tienen un impacto sobre la falla de San Andrés. El estudio muestra que grandes sismos como el terremoto de 9.1 grados de magnitud en Sumatra que desató olas de tsunami por todo el Océano Indico en el 2004, y el terremoto de 8.8 grados en Chile el año pasado, hicieron que partes muy profundas de la falla de San Andrés se deslizaran súbitamente, dando ocasión a temblores pequeños.

David Shelly, un científico del USGS, declaró que todavía no existe evidencia de que terremotos grandes en una parte del mundo puedan desatar terremotos grandes inmediatamente en diferentes fallas a miles de millas de distancia; sin embargo, la investigación demostró que "los terremotos grandes desatan una aceleración de la falla que puede durar horas o días. Se desata algo que dura más que las ondas sísmicas que van pasando. Con el tiempo, eso puede aumentar la tensión en los fragmentos aledaños de la falla, lo que puede generar temblores".

Como parte del trabajo, Shelly y el sismólogo de la USGS David Hill, junto con los investigadores de la Universidad de Georgia, Zhigang Peng y Chastity Aiken, estudiaron el impacto de los terremotos grandes de 2001 al 2010 en la falla de San Andrés cerca de Parkfielg, una pequeña comunidad en el sur del Condado de Monterey. Durante más de una década, la USGS ha estado instalando en la profundidad de la falla equipo científico sensitivo para tomar mediciones antes, durante y después de que ocurren los terremotos.

En el estudio presentado el martes, los investigadores tomaron en consideración los sismómetros colocados en una docena de huecos taladrados a más de 300 pies (91 mts) por abajo de la superficie de la tierra. Encontraron que 17 terremotos alrededor del mundo causaron que la falla se deslizara súbitamente en sus niveles más profundos, entre 10 y 20 millas (16 y 32 kms) abajo de la superficie. Entre esos terremotos se cuentan acontecimientos como el terremoto de 8.8 grados en Chile el año pasado y terremotos pequeños como el de 5.4 grados con epicentro cerca de Alum Rock en San José en el 2007.

El terremoto de magnitud 9.0 que sacudió a Japón en marzo no formó parte del estudio, pero sus ondas sísmicas sí causaron pequeños temblores en la falla de San Andrés, dijo Shelly.