Financial Times: No es Irlanda: ¡es todo el sistema bancario (Inter-Alpha)!

21 de noviembre de 2010

21 de noviembre de 2010 — El diario londinense Financial Times, oráculo del centro financiero británico de la City de Londres, aplastó el botón de 'pánico', y grita alarmado que no se trata de que los bancos irlandeses se estén desplomando, sino de todo el sistema (Inter-Alpha). Su principal editorial del viernes 19 dice: "Europa se encamina de nuevo hacia una tormenta. Prepárense para quiebras bancarias, y no solo de Irlanda".

Después de señalar lo obvio, que el problema con Irlanda no es la deuda estatal sino los bancos irlandeses junto con el resto de Europa, el artículo dice: "Si se desploman los bancos irlandeses —y si cae uno, no caerá solo— bien pudieran desatarse quiebras bancarias por todo un continente que sigue estando lleno de instituciones cuyos exámenes de fortaleza anteriores fueron asombrosamente fáciles. En este momento este tipo de contagio debería espantar a los dirigentes de Europa mucho más que el espectro de incumplimientos soberanos". [O sea, no esperen tanto un incumplimiento en el pago de la deuda pública, sino un incumplimiento de los bancos insolventes].

Luego dice que la recapitalización de los "bancos zombies" de Irlanda —que no son más que "muertos vivientes" con fondos de la Institución para la Estabilidad Financiera Europea (IEFE), otorgados a través del Banco Central Europeo— no va a salvar a todo el sistema, que ya está en crisis. Entonces el artículo pide una dictadura "tecnócrata" que reorganice el sistema bancario y salve a la City de Londres: "Se tienen que hacer los preparativos ahora para hacerle frente a una corrida contra los bancos por parte de los depositantes o los prestamistas mayoristas. Los países que todavía tienen que establecer regimenes especiales de insolvencia —incluyendo a Irlanda— tienen que hacerlo sin demora. Tienen que permitirle a los Estados que intervengan rápido los bancos para que sigan funcionando durante una situación de pánico y determinar las pérdidas rápidamente, mediante una restructuración forzosa de la deuda mayorista o convertirla en títulos...".

Dado que de nuevo insisten en su viejo juego, el artículo pide que una dictadura tecnócrata reestructure el sistema bancario en un sistema de "superbancos" respaldados por un rescate financiado por los gobiernos europeos a través de la Institución de Estabilidad Financiera Europea y otros fondos de este tipo. "Nadie puede estar relajado con el caos que pudiera causar este proceso. Pero se puede minimizar poniendo en juego la capacidad tecnocrática; preparando a los bancos grandes, bien capitalizados para que rápidamente se hagan cargo de las operaciones, cuya interrupción causaría el mayor daño, como el caso de la pequeña banca comercial y de depósitos; y poniendo a su disposición los grandes fondos necesarios para los desembolsos de la transición y la liquidez necesaria, con préstamos de la IEFE si fuese necesario".