¡Hay que encargarse de ese bastardo de Rand Paul!

15 de noviembre de 2010

15 de noviembre de 2010 — Hoy se inician las sesiones del Congreso saliente, el Congreso 111avo, en una situación donde lo que se necesita hacer lo ha presentado repetidamente Lyndon LaRouche: sacar a Obama de la Oficina Oval; restaurar la reforma bancaria Glass-Steagall; iniciar el principio NAWAPA de "infraestructura como plataforma" para la sobrevivencia y el crecimiento de Estados Unidos hacia el futuro.

Como una sacudida para "restablecer el nombre de la acción", LaRouche dejó en claro como pasar al ataque inmediatamente, poniendo como blanco al nuevo fascista habsburgo preferido, el recién electo senador por Kentucky, Rand Paul, para acabarlo políticamente junto con Obama. Los ataques de la "Escuela Austriaca" de Rand Paul en contra de las capacidades del estado para proteger a sus ciudadanos del "poder del dinero", representan al enemigo de hace 200 años de la República de Estados Unidos y del principio del Bienestar General que simboliza.

Y cuando su supuesta "base de apoyo" en el Partido del Té se da cuenta realmente de quien es Paul —como ayer que apareció en la TV y le recordaron su indiferencia pública ante la muerte de los mineros en Kentucky y su defensa pública de la British Petroleum (BP) en contra de las presiones y la regulación del gobierno— lo repudian a él ya todos los de su ralea. De hecho, ya las denuncias de LPAC contra Rand Paul han penetrado el portal electrónico de su padre, quien es mucho más famoso, y están polarizando a los votantes estadounidenses enojados sobre el servilismo de Rand Paul frente a la Reserva Federal de Bernanke y sus elogios a la Comisión "bazofia" de Obama.

LaRouche dijo, y nosotros repetimos hoy: "La existencia misma de nuestra República está amenazada por estos bastardos. Y tienen que ser derrotados. No capitulen ante ellos; derrótenlos. Estados Unidos no fue creado por cobardes que aceptaron prematuramente la derrota.

"Esa es la razón de por qué hice lo que hice en mi presentación por Internet el 6 de noviembre: ¡hay que emprenderla en contra de este bastardo! Es un pedazo de basura; así que lo agarré y lo identifiqué como un pedazo de basura de inmediato. Rand Paul, con las mismas políticas que la "comisión bazofia" de Obama está tratando de poner en la mesa su letrina para el gatito. Esa es la mejor manera de presentarlo: obtendremos el sacudón preciso de disgusto que se necesita para comenzar a entender a Rand Paul".

"Si los republicanos van a bloquear las sesiones en la Cámara de Representantes, durante este período hasta enero, entonces van a tener que bloquear toda la agenda, incluyendo su propia agenda, como es la 'Comisión bazofia'. Tenemos que golpearlos con sus propias operaciones; hay que derrotar al enemigo siempre con su propia operación más fuerte; flanqueándolo. ¿Como se flanquea el intento de bloquear cualquier legislación en el período de sesiones de congresistas que van de salida? Bloqueando su legislación; usemos su propia medicina que ellos están organizando en su contra. Flanqueemos a los bastardos. Dejen de decir: 'tenemos que rendirnos ante sus fuerzas'. Nada de eso; flanqueemos a los bastardos!"

"Vamos a flanquear a los bastardos, no reaccionar ante ellos. Hay que golpearlos. Yo marqué el paso con el asunto Rand Paul. Rand Paul es un blanco. Hay que golpear a Rand Paul. Hay que concentrarse en él. Y vamos a empezar a retumbar".

"Porque el problema es que el voto a favor de Rand Paul dependió en gran medida de la ilusión del Partido del Té. Ahora, la base del Partido del Té no sabía, y no le va a gustar, lo que estaba en el menú de Rand Paul. Así que por lo tanto, partimos del punto de que podemos voltearle a su propia base, porque ellos se han volteado en contra de sus bases. Y debemos insistir en esto. No hay que meterse en tipos de acción-reacción simplistas, mecanicistas. No piensen como un habsburgo".