El procurador general de Ohio demanda a la GMAC

10 de octubre de 2010

8 de octubre de 2010 — El procurador general de Ohio, Richard Cordray, anunció el miércoles que había presentado una demanda en contra de la Hipotecaria GMAC y su compañía afiliada, Ally Financial. La demanda acusa de fraude a la GMAC, además de violaciones a la Ley sobre Prácticas de Ventas al Consumidor de Ohio, al presentar declaraciones juramentadas falsas para engañar a los tribunales. En la demanda, el procurador general exige $25,000 por cada una de las declaraciones juramentadas falsas. Del 2005 a la fecha se han presentado documentaciones para 450,000 embargos hipotecarios, y potencialmente todos ellos usaron el procedimiento de firma automática, sacada de la computadora. El total ascendería a $11,250 millones solo en el estado de Ohio, sin incluir las restituciones extras para los propietarios de viviendas.

Cordray dijo que "si presentáramos un caso con una declaración juramentada que sabemos es falsa, esto lo ven los tribunales como un asunto muy serio. No sé por qué pudiera tomarse más a la ligera".

Cordray también le envió cartas a los otros principales acreedores en el estado Bank of America, JP Morgan Chase, Citi y Wells Fargo.

En declaraciones preparadas Cordray dijo: "Ahora se ha vuelto más claro que el fraude, engaños, y un profundo desprecio a la precisión, tienen parte de la culpa de nuestro desastre nacional de embargos hipotecarios. Lo que estamos viendo y escuchando ataca los fundamentos mismos del estado de derecho de nuestro sistema judicial... Claramente cualquier fraude o engaño que haya contribuido a este estado de cosas tiene que pararse y aquellos responsables deben responder por ello".

Además de las sanciones, Cordray quiere "una prohibición judicial preliminar y permanente" en contra de todos los embargos hipotecarios de GMAC en cualquier caso pendiente. Dijo que estaba en contacto con otros procuradores generales en otras partes de la nación sobre este asunto. La presentación de la demanda posibilitará un período de investigación en donde se podrían poner al descubierto más instancias de fraude, no solo de la GMAC sino de toda la industria.

Una de las consecuencias de la exposición de este fraude, es que se una ley ya aprobada en la Cámara de Representantes y el Senado y ya estaba en el escritorio de Obama para su firma, en donde se requería que los juzgados aceptaran algunos documentos notariados fuera del estado, ahora no será firmada para su aprobación. Hoy, la Casa Blanca anunció que el presidente Obama no firmará la H.R. 3808, la Ley de Reconocimiento de Notarizaciones Entre Estados, y que regresará el proyecto de ley a la Cámara de Representantes.

También, se informa que el Departamento de Justicia decidió abrir una investigación, después de que 30 congresistas de California, incluyendo a Nancy Pelosi, le solicitaron que lo hiciera.

Sin embargo, el hecho de que el Congreso haya aprobado el proyecto de ley anteriormente mencionado, que hubiera facilitado la práctica misma de la cual ahora se quejan, muestra el oportunismo cobarde del Congreso, que pudo haber parado todo el caos aprobando la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda (HBPA) de LaRouche, desde hace tres años.

Algunos dicen ahora que el costo total para los bancos más importantes involucrados en este fraude podría ser significativamente mayor que el rescate original otorgado por el TARP [el mecanismo establecido entre Bush y Obama para rescatar a los bancos]. ¿Recuerdan que el gobierno alegaba que los contribuyentes iban a recuperar el dinero del TARP, o incluso algo más?

Una razón más para sacar a Obama de inmediato de su cargo y aprobar la Glass-Steagall.