Movilización de emergencia: el Congreso tiene que seguir en sesiones, para que apruebe la Glass-Steagall de Franklin Roosevelt

26 de septiembre de 2010

24 de septiembre de 2010 — Durante su intervención en el programa Informe Semanal de LPAC-TV [1] del 22 de septiembre, así como en su videoconferencia internacional por Internet del 24 de septiembre [2], Lyndon LaRouche hizo un llamado urgente para que el Congreso se declare en sesión permanente para aprobar de inmediato la Ley Glass-Steagall. Si nos esperamos, dijo LaRouche, la nación y el mundo, estarán perdidos.

Aunque el mensaje de LaRouche en su totalidad se transmite mejor viendo el Informe Semanal del 22 de septiembre o la videoconferencia internacional del 24 de septiembre (disponible en este mismo portal con traducción al español), incluimos a continuación citas claves de los comentarios de LaRouche del 22 de septiembre:

"Ahora, lo que tenemos que hacer. Lo que tenemos que hacer es, número uno: ¡sacar a este Presidente de su puesto!¡Eso se puede lograr! Todo lo que tenemos que hacer es jalar los hilos correctos, y como el muñeco del programa Punch and Judy, caerá..."

"Y la otra cosa que se tiene que hacer, habiendo hecho eso, es hacer que el Congreso se declare en sesión permanente. Tenemos que aprobar ahora la Ley Glass-Steagall, en su forma original. Tenemos un par de documentos de esta legislación, que en general pasarían por esta, que se pueden adoptar y que están listas a ser votados. Es una legislación ya preparada, preparada para el proceso de votación. Y esencialmente puede entrar en vigor inmediatamente, en un período de tiempo muy corto".

"Si no hacemos esto, si esperamos, y decimos,'Bueno, quizá podamos hacer algo en algún momento después de las elecciones', ¡vamos a perder a la nación! ¡Y vamos a perder al mundo y la civilización! Porque Estados Unidos es crucial, una vez que se empieza una reacción en cadena. Ninguna otra parte del mundo tiene la significancia que tiene Estados Unidos, para el mundo como un todo, ahora. Si Estados Unidos se hunde, ¡el mundo entero se hunde! Y en estos momentos Estados Unidos están listos, según lo que están haciendo sus políticos dirigentes, incluyendo algunos buenos así como también malos, están listos a hundir a la nación, la existencia de Estados Unidos...".

"Así que por lo tanto, el asunto es, ahora, forzar mediante la acción, que la mayoría de los llamados dirigentes políticos —que en realidad han resultado ser seguidores en vez de dirigentes— hacer que esto se apruebe: tenemos que sacar a este Presidente. Se puede hacer muy rápidamente. Todo lo que tenemos que hacer, es poner la presión correcta y lo sacamos. Simplemente no queremos que salga de una forma difícil, problemática. Pero queremos que salga".

"Una vez que haya salido, entonces podremos hacer que se apruebe la Glass-Steagall ¿bien? ¡Se tienen que tomar estas acciones! En cuanto hagamos que se apruebe la Ley Glass-Steagall, ya no tendremos este problema de rescates [a los bancos] de la forma en que lo tenemos hoy, lo que significa que el gobierno federal va a poder entonces emitir crédito. Y mediante el crédito federal, el gobierno federal —y solo el gobierno federal— va a poder evitar que se desintegren los estados. Solo el crédito federal puede volver a poner a funcionar a los estados: California y otros estados, están listos a desaparecer en el Pacífico, o en cualquier otro desagüe cercano. Por lo tanto, ¡eso se tiene que hacer!".

"Simplemente se tiene que poner esta cosa bajo control realmente. Y se tiene que hacer, ahora...Para sacarlo, se tiene que presionar al Congreso, se tiene que presionar al Congreso. Se tiene que poner como prioridad en la lista la Glass-Steagall, también".

"Entonces podemos sobrevivir. Entonces, vamos a tener algo de espacio de maniobra. ¡Pero esto no salvará a esta nación! La economía de Estados Unidos, y la de Europa Occidental, está ahora en proceso de desintegración. China no puede hacerla si Estados Unidos se hunde. India no la puede hacer si el resto del mundo se hunde. Así que esto significaría una era de tinieblas, para toda la humanidad, durante varias generaciones futuras".

"¡Esta acción tiene que ocurrir y el momento es ahora! Y tengo que hacer un llamado a la acción, porque soy el mejor economista que existe. No porque sea muy bueno sino porque los otros son muy malos. Soy lo mejor que tienen. ¿Por qué? Porque no se han conseguido a nadie mejor. Soy el único carro que tiene llantas".