La Fed admite que ha perdido totalmente el control de la crisis

12 de agosto de 2010

11 de agosto de 2010 — La Reserva Federal de EU (Fed), admitió básicamente en su reunión del 10 de agosto —en donde continuó con el rescate hiperinflacionario a los especuladores— que ha perdido totalmente el control sobre la crisis financiera. Con el disentimiento del presidente de la Reserva Federal de la Ciudad de Kansas, Thomas Hoenig, la Fed se comprometió en la reunión a seguir comprando valores —supuestamente, deuda del gobierno de EU— y renegó de su compromiso de reducir su cartera de valores de $1.4 billones de dólares, la mayor parte de ellas puro desperdicio tóxico relacionados a las hipotecas. La Fed inyecrará miles de millones de dólares (hasta $200 mil millones) de dinero nuevo no existente para comprar nuevos activos (a los bancos insolventes), porque no hay recuperación. O según su lenguaje, "el paso de la recuperación en la producción y el empleo se ha desacelerado".

Hoenig, quien es el primer presidente regional de la Fed que ha apoyado la reinstitución de la ley Glass-Steagall, se opuso a que la Fed le diera marcha atrás a su compromiso establecido de reducir los $1.4 billones de dólares en valores en cartera a $200 mil millones (o sea, a una séptima parte). Otra gran rescate, sin necesidad de pedir la autorización del Congreso ni al pueblo estadounidense, y otro salto enorme a la hiperinflación.