Continua la resistencia a la política de Londres dentro de la Reserva Federal

9 de julio de 2010

9 de julio de 2010 -- Los dos gobernadores regionales de la Reserva Federal (Fed) que exhortaron el mes pasado al Congreso a que restableciera la ley Glass-Steagall, se apoderaron ayer de los micrófonos para oponerse a la nueva ronda de impresión de dinero de juguete que Londres chilla tiene que hacerse, !ya!

La revista Economist de Londres se quejó hoy de que hay resistencia en Alemania y "resistencia interna" dentro de la Fed, a la política hiperinflacionaria a la Weimar de Londres, que ellos califican de "alivio cuantitativo". El Economist argumenta, que a pesar de que la Fed pudiera no querer emitir otros $1.75 billones de dólares de "alivio", lo tiene que hacer porque "es mejor que no hacer nada". El Fondo Monetario Internacional (FMI) insiste en lo mismo, en un informe dado a conocer hoy en el que le hacen un llamado a los gobiernos para que mantengan una política monetaria relajada, y que se preparen para relajarla más, "usando sus estados de cuenta para aliviar aún más las condiciones monetarias". Con lo cual quieren decir: imprimir dinero de la nada. (Al menos Rumplestiltskin usaba paja- ed.)

Pero el gobernador de la Fed de Dallas, Richard Fisher reiteró ayer su perspectiva en entrevista con CNBC, de que la Reserva Federal ha hecho ya suficiente; la solución no es una política monetaria ni que la Fed compre más activos financieros. El gobernador de la Fed de la Ciudad de Kansas, Thomas Hoenig, entrevistado ayer por Bloomberg dijo por separado que la Fed tiene que escoger, en vez de más "alivios", elevar la tasa de interés de referencia de su nivel actual de 0.25% a 1% con el fin de reducir el "riesgo" de burbujas. [Esas son las tasas de interés casi cero con que la Fed le presta a los bancos, no a las empresas ni a la gente]

El economista estadounidense Lyndon LaRouche respondió, que la tasa de interés debería estar entre 1.5% al 2%, no más altas, para permitir el desarrollo de la economía real. Advirtió que sin el restablecimiento del principio de la Glass-Steagall, el simplemente elevar la tasas de interés no va a funcionar, pero que sin embargo se tiene que discutir elevar la tasa de interés.