España encabeza la bajada

3 de julio de 2010

2 de julio de 2010 (LPAC) — En medio de la locura y las quiebras generalizadas que cunden por la banca europea, los bancos españoles manejados por Londres son lo peor de lo peor, como lo ha venido advirtiendo LaRouche durante meses.

Según fuentes bancarias europeas, los bancos españoles recibieron más de 60 mil millones de los 442 mil millones de euros que prestó el Banco Central Europeo (BCE), en donde la mayor tajada fue para el Banco Santander. Además de pedir prestado dinero fresco, una de las formar en que el Santander pudo hacer sus pagos el 1 de julio fue reuniendo más de 30 mil millones de euros en nuevos depósitos bancarios este año, con una treta salvaje de ofrecer 4% a los depósitos en las cuentas corrientes (de cheques). Resulta que una gran parte de sus nuevos depósitos provinieron de robarle las carteras al banco rival, BBVA, que reportó una contracción del 6.9% en su base de depósitos en España y Portugal en el primer trimestre del 2010.

El Santander y el BBVA pudieran estarse robando unos a otros, pero España como tal se está haciendo añicos, y esto va a arrastrar a toda Europa. La agencia calificadora Moody's amenazó con bajar la calificación de la deuda soberana de España, debido a que dudan que el gobierno pueda "lograr sus objetivos de consolidación fiscal", es decir, los fascistas recortes económicos dictados por Londres.

Pero además de esta amenaza, Moody's procedió simultáneamente hoy a una degradación de facto de la deuda emitida por cinco de las 17 "comunidades autónomas" del país, o sea, las entidades regionales que integran al país: Madrid, Castilla y León, Extremadura, Murcia, y Castilla La Mancha. Estas comunidades son importantes en España: ellos manejan una gran proporción del total del gasto nacional, y desde hace mucho son el blanco de los británicos porque están vinculadas a las maquinarias políticas y económicas locales.