La Secretaría del Tesoro de Obama tachó la cláusula Lincoln

27 de junio de 2010

27 de junio de 2010 (LPAC) — Luego de que Obama tachó la cláusula VII de la mentada Reforma Financiera la cláusula que introdujo la senadora de Arkansas Blanche Lincoln y que prohibía a los bancos hacer transacciones con derivados y otras apuestas financieras la redacción final nada más les prohíbe a los bancos hacer transacciones con el DIEZ POR CIENTO de lo que hacen actualmente con los derivados en apuestas financieras, que fue la causa de la enorme implosión cuyos efectos venimos arrastrando desde hace 3 años. Lo que quedó de la cláusula VII es una farsa, al igual que todo el proyecto de "Reforma Financiera" del senador Dodd.

Los cambios que impusieron el representante de la Casa Blanca, Dan Turton, y el subsecretario del Tesoro, Neil Wolin, entre el jueves por la noche y la madrugada del viernes, le permitiría a los cinco grandes bancos de Wall Street seguir utilizando los depósitos de sus clientes que están garantizados a cuenta de los contribuyentes con fondos federales para seguir apostando en derivados financieros con divisas extranjeras, con las tasas de interés, y con la mayor parte de los seguros sobre préstamos impagos. Estos tres tipos de apuestas financieras componen el 90% de las operaciones en derivados financieros en las que están metidos esos bancos parásitos ahora mismo.

Se informa que en realidad estas disposiciones fueron redactadas por la Secretaría del Tesoro de Obama el mismo jueves por la noche.

La presidente del Congreso, Nancy Pelosi, jugo un papel decisivo para imponer esta trapacería, lo mismo que el representante de Massachusetts, Barney Frank, y el desacreditado senador de Connecticut, Chris Dodd.