Editorial del New York Times desata tormenta de ataques contra Rahm Emanuel

30 de noviembre de 2009

30 de noviembre de 2009 (LPAC).- El principal editorial del New York Times del sábado, que hace pedazos al presidente Obama y a Rahm Emanuel por dirigir una política exterior para aficionados, ha desatado una tormenta de ataques en contra del oficial mayor de la Casa Blanca. Docenas de blogs se hicieron eco de la importancia de la denuncia devastadora del papel de Emanuel en hundir las iniciativas de paz de Estados Unidos en el Medio Oriente. También se abrieron otros frentes de ataque en contra de Emanuel, incluyendo su ardid subterráneo para sacar de la Casa Blanca al Asesor Legal General, Greg Craig, quien cometió el error fatal de creerse la retórica de campaña de Obama en contra del ejecutivo unitario de Bush-Cheney, el compromiso con el cierre de Guantánamo, y la denuncia de las políticas de tortura del gobierno anterior.

El lunes recibió la presidencia de Obama otro golpe importante, cuando la comentarista titular del noticiero nocturno de CBS, Katie Couric hizo una denuncia devastadora de los fracasos de Obama en casi todos los frentes políticos, desde Afganistán, pasando por servicios de salud, hasta empleos. Citando las encuestas recientes que muestras que la tasa de aprobación del Presidente está muy por abajo del 50% y que muestra que solo el 14% de los estadounidenses cree que el costo de la reforma a los servicios de salud va a ser neutro, y solo siete por ciento cree que el estímulo va a crear empleos. Couric también atacó al Presidente por incompetente en su reciente viaje a Asia, en donde no se lograron avances en los acuerdos y el viaje se consideró ampliamente como un fracaso total.

Quizá no hayamos llegado aún al punto del "mono de Harlow" en donde todos se vuelven contra el Presidente y su ayudante vestido con un tutú, pero ya estamos cerca. La prensa de Chicago continua atacando a la "mafia de Chicago" de Obama por llevar a Washington la política al "estilo Daley", brutal, superficial y de golpes bajos, siempre poniéndole el dedo a la troika de Emanuel, David Axelrod y Valerie Jarrett como el equipo de ejecutores.