Aplastante derrota para Obama en tanto que la huelga de masas arrasa en las votaciones

5 de noviembre de 2009

5 de noviembre de 2009 (LPAC).- Detrás de las derrotas electorales demócratas en las contiendas para gobernadores en Virginia y Nueva Jersey, se siente el cambio arrollador en el electorado como expresión del proceso de huelga de masas en marcha, de modo ininterrumpido, desde principios de agosto cuando los miembros del Congreso regresaron a sus distritos electorales en Estados Unidos.

Primero, en cuanto a la magnitud del cambio. Hasta antes del 3 de noviembre, ningún republicano había ganado un puesto estatal en Nueva Jersey hace más de diez años. En verdad, en términos partidistas, el Partido Republicano obtuvo ayer, supuestamente, su victoria más grande en Nueva Jersey en 25 años, solo un año después de que Obama barriera el estado con un margen de 15%. "Supuestamente" porque realmente no fueron victorias republicanas; los Republicanos están igual de perdidos. Un total de 23% del electorado cambio su voto en el término de un año, una proporción masiva. Este cambio fue incluso más grande en el estado de Virginia, otro estado en el que Obama ganó hace un año.

En verdad una derrota aplastante. LaRouche dice que esto significa que las reformas, a lo nazi, a los servicios de salud de Obama, están condenadas, en el preciso momento en que Pelosi hace su movida para introducirlo en el pleno de la Cámara de Representantes para su debate a más tardar este viernes.

La demografía de los votantes en revuelta confirma exactamente la sociología de la huelga de masas, como la identificó Lyndon LaRouche en su plática del martes en la tarde. El centro de gravitación es justo como él lo identificó: los votantes de la clase trabajadora de la generación sesentayochera o mayores. Según algunos reportes, los votantes jóvenes no salieron a votar, en tanto que saltó significativamente el número de votantes mayores de 65 años en Virginia y se elevó en Nueva Jersey. Hace un año en Virginia, un 21% de los votantes fueron menores de 30 años; esta vez, solo el 10%.

En cuanto a la clase trabajadora: 30% de los graduados no universitarios se cambiaron al GOP (Partido Republicano) en Virginia, y 15% en Nueva Jersey. Otra medida relacionada es el número de votantes "preocupados" por la economía, que entre los votantes de Virginia fueron el 85% y en Nueva Jersey, el 89%; ¿cuál "recuperación"?. Cincuenta y seis por ciento en Nueva Jersey y cincuenta y tres por ciento en Virginia dijeron que estaban "muy preocupados" por la economía. Entre los "muy preocupados" por la economía, un 59% votó por Obama en Virginia el año pasado, mientras que ayer un 75& votó por el Republicano McDonnell. En Nueva Jersey un 61% votó por Obama el año pasado, en tanto que ayer un 60% votó por el Republicano Christie. En pocas palabras, la masa de la población del país cambió de manera decisiva, haciendo a un lado a la élite de burócratas sesentayocheros que dicen representarlos.

Naturalmente, en las encuestas se identifica al elemento de huelga de masa como "independientes", dado que ellos con todo derecho rechazan a los dirigentes nominales en ambos partidos, así que las encuestas muestran que se están disparando las cifras de "independientes", que rechazan a la vez masivamente a Obama, a sus demócratas y de manera más general, a los funcionarios titulares. Ahora solo 20% del electorado dijo ser republicano, y solo un 33% dijo ser demócrata. El resto son "independientes". Se le acredita al republicano McDonnell un 63% del voto "independiente" de Virginia. El republicano Christie ganó un 58% de ellos en Nueva Jersey en contra del titular demócrata Corzine, según Político. Sin embargo Corzine gastó tres veces más que Christie.

Solo se puede medir la magnitud de la derrota por la magnitud de la negativa a aceptarlo por parte del círculo interno de la mafia de Chicago en la Casa Blanca. Uno de ellos, no identificado por nombre (¿Rahm Emanuel?) solo pudo farfullar, "¿Pero con toda seriedad, qué significa esto? ¿Cuál es la conexión? ¿Qué pronostica? Es fácil escribir que significa algo. Pero es imposible formar un argumento racional, bien informado sobre el porqué".