Cómo los médicos se convierten en asesinos

4 de junio de 2009

4 de de junio de 2009 (LPAC).— Mientras el asesor de Obama para los recortes del presupuesto a la asistencia médica, Ezekiel Emanuel, impulsa un programa para dejar morir a los enfermos, quitándoles la asistencia médica, ¿los médicos estadounidenses van a quedarse callados y seguir los lineamientos de este programa, de la misma manera cómo los médicos alemanes implementaron la eutanasia nazi?

Para eso los han entrenado, en gran medida gracias al trabajo de la ex esposa de Ezekiel Emanuel, con quien desarrolló su teoría filosófica a favor de la muerte, durante muchos años de colaboración para convertirse en líderes en el campo de la "bioética" o eutnasia.

Linda Emanuel recibió su entrenamiento en la Universidad de Cambridge y en University College London, de la Universidad de Oxford. Al regresar a los Estados Unidos, fundó un programa para la Asociación Médica Estadounidense basado en las nuevas iniciativas de George Soros y de la Fundación Robert Wood Jonhson.

En 1994, George Soros comenzó a trabajar en su proyecto Death in America (Muerte en Estados Unidos), diseñado para entrenar líderes que se encargaran de difundir la cultura de la muerte, la eutanasia, y el pesimismo cultural entre la medicina estadounidense. A los "Becarios de Soros" se les entrenó y se les pagó para infiltrar los centros médicos y las escuelas de medicina. Debían llevar a cabo una campaña publicitaria, financiada por la Fundación Robert Wood Johnson en pro de la eutanasia, para que se abandonara la medicina de alta tecnología y se aceptara la muerte y el uso intensivo de narcóticos.

Linda Emanuel fue una líder importante de esta iniciativa. Ella fue la fundadora y líder de la organización llamada 'Educación para los médicos sobre los cuidados para poner fin a la vida' (Education for Physicians on End of Life Care, EPEC). El curriculo de la EPEC fue elaborado por Charles F. von Gunten (becario de Soros), Frank F. Ferris (Soros), y Russel Portenoy, (Soros). Para financiar a la EPEC, la Fundación Robert Wood Johnson puso $5 millones de dólares, y Soros puso alrededor de $140,000 dólares.

Para entonces, Linda Emanuel, profesora de bioética en la Universidad de Harvard, también hechó a andar el Instituto de Etica para la Asociación Médica de Estados Unidos (AMA). La meta de esta entidad dentro del AMA era la de educar a su membresía de médicos sobre el cuidado médico en los ancianatos y sus paliativos, como alternativa a sanar a la gente, de manera que no fuera necesario asesinarlos con un veneno. El programa del AMA fue fundado por la Fundación Robert Wood Johnson.