¿Es el plan de rescate TALF un fraude criminal?

16 de abril de 2009

13 de abril de 2009 (LPAC).— Por allá a fines de noviembre del 2008, el gobierno de Bush anunció una segunda medida de rescate para darle más poder a TARP, conocido luego con las siglas de que son las siglas de TALF (Term Asset-Backed Securities Loan Facility), el mecanismo que idearon para darle fondos a las instituciones financieras quebradas. Ahora el Inspector general especial del TARP, Neil Barofsky, conocido comúnmente como "policía Tarp" le advirtió al gobierno de Obama en los términos más fuertes que no trate de usar el TALF para ayudarle a los especuladores privados a tratar de comprar activos tóxicos (a los que se refieren como "activos legados" en la terminología fraudulenta de los conductistas), como intentan hacerlo Larry Summers y Tim Geithner.

En entrevista con el Financial Times de Londres de hoy, Barofsky dijo que él está investigando a los bancos para saber si alguno de ellos maquilló sus libros para aparecer redituables con el fin de recibir fondos del TARP, cuando no lo eran. Y el TALF está aún más maduro para el fraude, advirtió:

"Una de nuestras recomendaciones más fuertes del último informe era: No ampliar el TALF para que compre activos legados. Si no cambian considerablemente sus estructuras, es muy, muy peligroso... Podríamos estar comprando valores que están respaldados por activos que sabemos que es probable que se están cayendo de fraudulentos".

Aunque Barofsky no lo dice con tantas palabras, esto convierte a TALF en un programa intencionalmente fraudulento.

Lyndon LaRouche tomó nota de la situación agregando: "Esto no tiene nada de especial. Es inherente a la situación. Estos tipos son un fraude; todos ellos son unos estafadores. Es su característica; de hecho, es su especie".