Pretexto terrorista: la ley Sharia en Gran Bretaña

3 de diciembre de 2008

3 de diciembre de 2008 (LPAC).— Uno de los pretextos terroristas que existen en el derecho británico, tiene que ver con la incorporación de la ley islámica "sharia" al codigo de derecho civil británico. Cualquiera que sea el carácter de este código moral en los países árabes, su incorporación al sistema británico es una ruta de escape conveniente para las redes terroristas, dado que la ley sharia británica, que permite la poligamia y los matrimonio arreglados, es un medio por el cual se le otorga la ciudadanía británica a la esposa o esposo —aunque nunca hayan estado en Gran Bretaña— mediante una ceremonia oficial. Sin embargo, más allá del matrimonio, la ley sharia no tenía ninguna validez en el sistema legal britanico, hasta ahora. El "debate" lo inició en febrero, de este año, nadie menos que Rowan Williams, arzobispo de Canterbury, quien primero planteó el problema en una conferencia ante las Reales Cortes de Justicia de Londres en febrero, diciendo que era "inevitable" que aspectos de la ley sharia se incorporaran al derecho civil británico, y que los britones simplemente deberían "enfrentar el hecho". Aunque el llamado de Williams desató un furor y él actualmente está tratando de salvar su carrera ante la jerarquía de la iglesia, el tema de los juzgados sharia continúa en Gran Bretaña. Para julio, el presidente de la Corte Suprema de Justicia lord Phillips mismo le dijo al Times que él pensaba que la ley sharia podría usarse para arreglar disputas maritales y financieras.

Sin embargo, en octubre, el parlamentario Sadiq Khan, Ministro para gobiernos locales y comunidades, musulmán de religión, hizo sonar la alarma. "Me preocuparía mucho la aplicación de la ley sharia en el Reino Unido" le dijo al Times, diciendo que carece de un nivel de "sofisticación". La ley "beth-din" judía (que con frecuencia se usa de contraste) tiene 500 años de historia dijo, en tanto que la inmigración masiva de musulmanes se inició hace solo 30 años. Sin embargo, ya para entonces era demasiado tarde. En septiembre, el Times había revelado que el gobierno había "sancionado en silencio" el reconocimiento de las cortes sharia islámicas oficiales en cinco jurisdicciones, entre ellas Londres, y sus dictamenes tenían "todo el rigor del sistema judicial".

Una de las mezquitas que seguramente va a sacar partido de esto es la mezquita de Finsbury Park, controlada por el "clérigo radical" Abu Hamza al-Masri. La mezquita de Masri ha estado metida en diversos incidentes terroristas, desde los bombazos a las embajadas de Estados Unidos en Africa en 1998, hasta los bombazos en el tren subterráneo de Londres de 2005. En 1994, al-Mazri empezó un frente terrorista, a nivel mundial, llamado los Partidarios del Sharia. Para más información sobre los antecedentes de al-Mazri, vea el memorandum de la EIR, "Pongan a Gran Bretaña en la lista de los estados patrocinadores del terrorismo", presentado al Departamento de Estado en enero del 2000.