El Final del Camino para el euro

13 de julio de 2011

12 de Julio de 2011 — Después de meses en que el mundo entero estuvo fijado en la crisis de la deuda griega, la Unión Monetaria Europea está a ahora frente a una crisis mucho más grande, la cual muy bien puede derrumbar todo el sistema en cuestión de horas o días. En una entrevista que le hizo el fin de semana el diario italiano Corriere della Sera al Ministro de Finanzas italiano, Giulio Tremonti, éste advirtió que si el primer ministro Silvio Berlusconi lo sacaba del cargo, eso podría colapsar al sistema del euro. El Ministro Tremonti sabía con precisión lo que decía.

Desde el lunes por la mañana, toda la prensa financiera europea estaba advirtiendo que una crisis de la deuda Italiana, atada a una crisis de gobierno que ha ido creciendo por meses, podría colapsar al sistema entero, o llevar a un rescate hiperinflacionario de varios billones de euros. La diferencia de rendimiento entre los bonos italianos y los alemanes alcanzó un máximo histórico, y la combinación de la crisis italiana y la crisis permanente en España obligó a una reunión de emergencia de los líderes del Banco Central Europeo (BCE) y de la Unión Europea (UE) el domingo 10 de julio, previa a una reunión programada a principios de semana. El diario Handelsblatt de Alemania advirtió hoy que Chipre y Malta también estaban enfrentando un incumplimiento de pago y la crisis Italiana pronto se podría extender a Francia.

El lunes por la mañana, el ente italiano que regula el mercado de valores impuso requerimientos diarios para vender "en corto" (especular vendiendo títulos con precios a la baja) después de que la bolsa de Milán perdiera 7% de su valor esta semana, debido a un ataque coordinado de los fondos especulativos para vender acciones y bonos italianos"en corto". Desde entonces las acciones de los bancos se vienen desplomando en las bolsas de valores de Italia.

Al mismo tiempo las negociaciones sobre un segundo rescate griego se desplomaron por completo el fin de semana; la propuesta francesa de una conversión voluntaria de la deuda griega a corto plazo por bonos a 30 años, fue rechazada por el BCE, y no hay ningún Plan B sobre la mesa. La prensa alemana insinúa que no se materializara ningún acuerdo sobre el rescate griego hasta septiembre. Mientras que el BCE, el FMI y el Fondo Europeo Interino de Estabilidad podrían manejar un segundo rescate griego y hasta impedir un incumplimiento de pago en Portugal e Irlanda por algunas semanas mas, la magnitud de las crisis de deuda en Italia y España es una propuesta totalmente diferente, la cual podría derrumbar todo el sistema de la UME. Tremonti sabía con exactitud lo que estaba diciendo cuando emitió esta advertencia vía Corriere el fin de semana.

De pronto, la realidad de la que Lyndon LaRouche advirtió hace meses esta ahora mirando a todos en la cara. El euro esta condenado a la desaparición, y la única cosa capaz de salvar a Europa de que caiga en una Nueva Era de Tinieblas de caos es el triunfo de la ley Glass-Steagall en los Estados Unidos, y el establecimiento de un sistema de crédito de tipo de cambio fijo para la región transatlántica, para devolverle los billones de euros de papel tóxico de apuestas a los bancos especuladores. La situación es aquí y ahora, no el mes próximo o el año siguiente.

Por: Jeff Steinberg