Las medidas de emergencia de Franklin Roosevelt: los primeros cien días

7 de septiembre de 2010
6 de septiembre de 2010 — En su primer discurso de toma de posesión el Presidente Franklin D. Roosevelt identificó el horror que enfrentaba la población estadounidense, y se comprometió a "actuar y actuar ahora". Esto lo cumplió, mediante un conjunto de acciones sin precedentes e inmediatas, no con una dictadura, sino a través del proceso legislativo constitucional, ampliado por su papel directo de liderato ante la población con sus Pláticas Frente a la Chimenea, que transmitía por la radio.

Aquí ofrecemos un repaso rápido, para ilustrar a lo que se refiere Lyndon LaRouche cuando escribió el 1 de septiembre sobre el "sentido de urgencia en la primavera y verano de 1933" de Franklin Delano Roosevelt (FDR) al tomar "ciertas acciones abarcadoras... para realmente echar a andar la recuperación económica general".

1.- 5 de marzo. Al día siguiente de su toma de posesión el 4 de marzo, FDR tomó dos acciones ejecutivas: declaró un feriado bancario que duraría del 6 al 9 de marzo, usando cláusulas de la Ley de Comercio con el Enemigo, que congeló toda actividad bancaria, incluyendo sacar oro y plata del país, y convocó a una sesión especial del Congreso para el 9 de marzo.

2.- El 9 de marzo se presentó y fue aprobada por el Congreso la Ley de Emergencia Bancaria. La ley funcionaba como el primer paso de lo que haría hoy el restablecimiento de la Glass-Steagall, al posibilitar una auditoria federal de todos los bancos, antes de reabrir el 13 de marzo los que cumplieran con los requisitos apropiados.

La Ley Bancaria estableció tres categorías de bancos. Los bancos sanos que podrían reabrir sus puertas sin problemas. En cuanto a los bancos con problemas, podrían recibir ayuda ya sea de la Corporación de Reconstrucción Financiera (RFC por siglas en inglés) o de la Reserva Federal. La RFC procedería entonces a comprar capital (capital accionario) y pagarés de capital de los bancos en dificultades, capitalizando de esta forma a los bancos en dificultades, sin agregarle nada a sus deudas. La Ley también autorizaba a los Bancos de la Reserva Federal distritales del Sistema de la Reserva Federal a redescontar haberes que anteriormente no se consideraban activos, y a emitir nuevos documentos de crédito con respaldo en esos haberes, aumentando así la liquidez de la economía como un todo. Y le daba instrucciones al Contralor de la Moneda para designar interventores a fin de de cerrar los bancos que fueran insolventes.

3.- El 12 de marzo, FDR dio su primera charla Frente a la Chimenea, en donde le explicaba a la población estadounidense por la radio lo que acaba de hacer, y cómo sería el proceso de reparar el sistema bancario.

4.- El 20 de marzo el Congreso aprobó la Ley sobre Economía, la cual le dio a FDR el poder de llevar a cabo ciertos recortes presupuestales con el fin de, como él lo presentó, "mantener el crédito del gobierno de EU".

5.- El 21 de marzo, FDR dio a conocer un mensaje al Congreso sobre cómo hacerle frente a la crisis del empleo, donde planteó lo siguiente:

"Al Congreso:

Para nuestro programa de recuperación es esencial que se promulguen de inmediato medidas que tengan como objetivo aliviar el desempleo. Un ataque directo a este problema sugiere tres tipos de leyes.

La primera para que el gobierno federal inscriba de inmediato a los trabajadores en esos empleos públicos tan rápido como se puedan echar a andar y que no interfieran con la demanda o las normas apropiadas del empleo regular.

La segunda es para dar subvenciones a los estados para programas de alivio al desempleo.

La tercera se extiende hacia un programa amplio de creación de empleos en obras públicas.

Con referencia a esto último estoy estudiando ahora los muchos proyectos sugeridos y las cuestiones financieras que involucran. Pronto le haré recomendaciones al Congreso.

Con respecto a las subvenciones a los Estados para programas de alivio al desempleo, les notifico que lo que resta de las asignaciones del año pasado durarán hasta mayo. Por lo tanto, y debido a que la continuación de la ayuda federal es aún una necesidad definitiva para muchos estados, se tienen que aprobar nuevas asignaciones para el término de esta sesión especial.

Yo encuentro que hay una necesidad clara de que haya una maquinaria federal simple que coordine y revise estas subvenciones de ayuda. Por lo tanto, les pido que establezcan el despacho de la Administración de Ayuda Federal, cuyo deber sería el de examinar las solicitudes de subvenciones y verificar que se use con eficiencia y cordura.

Sin embargo, la primera de estas medidas que he enumerado puede y debe promulgarse de inmediato. Propongo crear un Cuerpo Civil de Conservación que se usará en obras simples, sin interferir con el empleo normal y limitándose a los bosques, la prevención de la erosión del suelo, control de inundaciones y proyectos similares. Les recuerdo el hecho de que este tipo de trabajo tiene un valor práctico definitivo, no solo porque previene las actuales grandes pérdidas financieras, sino porque es también una manera de crear riqueza nacional en un futuro. Esto queda demostrado de forma concluyente por las noticias que recibimos hoy de los enormes daños ocasionados por las inundaciones provocadas por el Río Ohio y otros ríos.

La maquinaria existente de las secretarias del Trabajo, Agricultura, Guerra y del Interior se pueden encargar de controlar y dirigir dichos trabajos.

Yo estimo que para principios del verano se puede dar empleo temporal a 250,000 personas, si en las próximas dos semanas me dan la autoridad para proceder.

Por lo pronto no estoy solicitando financiamiento adicional. El uso de fondos sin asignación, asignados ahora para las obras públicas, será suficiente por varios meses.

Esta empresa es una parte establecida de nuestra política nacional. Nos ayudará a conservas nuestros preciados recursos naturales. Le pagará dividendos a las generaciones presentes y futuras. Hará mejoras en los ámbitos tanto nacional como estatal que han quedado olvidados en los últimos años de desarrollo industrial.

Sin embargo, más importante aún que las ganancias materiales será el valor moral y espiritual de dichas obras. La abrumadora mayoría de desempleados estadounidenses, que caminan ahora por las calles recibiendo ayuda pública o privada, definitivamente preferirían trabajar. Podemos sacar a un enorme ejército de estos desempleados y ofrecerles un entorno saludable. Podemos eliminar hasta cierto grado por lo menos la amenaza que la desocupación involuntaria le acarrea a la estabilidad espiritual y moral. No es una panacea para todo el desempleo pero es un paso esencial en esta emergencia. Yo pido que se adopte".

6.- El 31 de marzo, el Congreso aprobó la legislación de FDR que creaba los Cuerpos Civiles de Conservación, que puso a trabajar aproximadamente a 300,000 jóvenes en los siguientes dos meses, y al final a más de 2.5 millones de personas.

7.- El 19 de abril, FDR presionó para que se legislara sacando a Estados Unidos del patrón oro (británico), que según explicó después, era una manera de impedir el saqueo especulativo del país.

8.- El (7 de mayo, FDR tuvo su segunda charla Frente a la Chimenea en donde explicó extensamente las medidas que se habían tomado los dos meses anteriores, junto con su propósito de restaurar la agricultura, la industria y el transporte, y las medidas que se proponía emprender en las obras públicas, en particular.

9.- El 12 de mayo, el Congreso aprobó tres medidas de emergencia más presentadas por el Presidente:

* La Ley de Ayuda Federal de Emergencia (FERA, por sus siglas en inglés). La FERA fue diseñada para abordar el hecho de que los gobiernos locales se habían quedado literalmente sin dinero por las ayudas a los desempleados e indigentes. Su objetivo era proveer un fondo de dinero —$500 millones, para ser precisos— que se podía desembolsar como subvenciones de ayuda para los estados. Además, le daba al Comisionado de Ayuda Federal que era Henry Hopkins de Nueva York, amplios poderes de supervisión sobre el uso de los estados de las subvenciones. Hopkins, que operaba desde un pasillo de la Corporación Financiera de Reconstrucción, gastó $5 millones en las primeras dos horas para tratar de hacerle frente a las emergencias.

Los fondos del FERA estaban divididos en dos tipos. La mitad se le otorgaba a los estados como fondos de contrapartida, en donde se otorgaba un dólar por cada 3 dólares de dinero que el estado había usado en ayuda en los últimos tres meses. Obviamente, esta era una forma un tanto limitada de ayuda dado que los estados más pobres gastaron menos dinero en ayuda, y por lo tanto eran menos elegibles para los fondos de contrapartida. Precisamente, la otra mitad estaba destinada a dársele en los casos en donde los estados no pudieron cumplir con el requisito de $3 por $1.

FERA gastó dinero para todo tipo de necesidades: alimentos, vestido, combustible, albergue y medicinas. El administrador Hopkins, quien pasó después a dirigir los programas de creación de empleo en el gobierno de Roosevelt (que el prefería) dijo: "Solo podemos decir que por cada dólar que se nos confió para aliviar a los necesitados, se puso en manos de la población la cantidad máxima que fue humanamente posible. El dinero, gastado honestamente y con un constante recordatorio de su propósito, generó más liento que bienes que llevó".

* La Ley de Emergencia de Hipotecas Agrícolas, que aportó el financiamiento para las hipotecas agrícolas con el fin de que los agricultores conservaran sus hogares, entonces una gran parte de la población, y que pudieran producir. Pedía el refinanciamiento a una tasa de interés del 4.5%.

* La Ley de Ajustes Agrícolas, con una enmienda que permitía la expansión monetaria.

18 de mayo.- El Congreso aprobó la Ley sobre la Comisión del Valle de Tennessee, que FDR había propuesto en abril de la siguiente manera:

"Yo, por lo tanto, le sugiero al Congreso que legisle para crear la Comisión del Valle de Tennessee, una corporación investida con el poder del gobierno pero que poseía la flexibilidad y la iniciativa de una empresa privada. Deberá encargársele la tarea de planificación más amplia del uso apropiado, conservación y desarrollo de los recursos naturales del área colectora del Río Tennessee y sus territorios adyacentes para el bienestar social y económico general de la nación. Esta comisión también deberá estar investida del poder necesario para que lleve a cabo estos planes. Su tarea deberá ser la rehabilitación del desarrollo de Muscle Shoals y la coordinación del mismo con el plan más general".

"Hemos aprendido muchas lecciones duras sobre el desperdicio de capacidad humana que resulta de la falta de planificación. Aquí y allá unas cuantas ciudades y condados inteligentes han previsto y planificado. Pero nuestra nación 'solo creció'. Es tiempo de extender la planificación a campos más amplios, en este caso abarcando en un gran proyecto a muchos de los estados directamente interesados en la cuenca de uno de nuestros ríos más grandes".

"Este, en un sentido real, es un regreso al espíritu y la visión de los pioneros. Si tenemos éxito aquí podemos seguir adelante, paso a paso, con desarrollos similares de otras grandes unidades territoriales naturales dentro de nuestras fronteras".

27 de mayo. Se aprueba la Ley Federal de Valores (conocida como Truth-in Securities), vigilando la transparencia en la emisión de valores.

5 de junio. Se abandona la cláusula de oro en los contratos públicos y privados.

13 de junio.- Se aprueba la Ley de Préstamos a los Propietarios de Vivienda, proporcionando refinanciamiento para las hipotecas de vivienda.

16 de junio.- En este último día de la sesión extraordinaria de los 100 días, FDR promulgó las leyes para adoptar las siguientes medidas:

* La Ley de Recuperación de la Industria Nacional. Esta comprendía dos secciones importantes, conforme a una declaración de emergencia nacional. La primera modificaba la ley antimonopolio, con el fin de permitir la fijación de salarios, precios, y normas de condiciones de trabajo, incluyendo la prohibición del trabajo infantil, en varias industrias. Un rasgo subsidiario fue la famosa cláusula 7a, que le dio a los sindicatos el derecho a organizarse. La segunda sección creaba la Comisión de Obras Públicas (PWA por siglas en inglés), con financiamiento por $3,300 millones de dólares.

La PWA desarrolló una forma original y útil de ayudarle a las ciudades y poblaciones a financiar la construcción de infraestructura. La depresión dejó a los ciudadanos sin la capacidad de pagar los impuestos locales de propiedad y otros, sin los cuales las ciudades y poblaciones no podían mantener sus inversiones de capital para la infraestructura. En junio de 1933, hasta los bonos municipales buenos se cotizaban con descuentos del 30 al 40%, lo que significaba que los inversionistas no los estaban comprando. Es más, el rendimiento de un bono para 20 ciudades "estándar", como reportaba la revista Bond Buyer, estaba al 5.7%, una tasa de interés demasiado alta para que una ciudad o un poblado lo pudiera pagar en una depresión.

La PWA estableció un mecanismo de financiamiento: primero, compraría bonos de una ciudad o poblado a su valor total, sin importar el descuento del "mercado". Segundo, cualquier municipio que calificara podía emitir un bono nuevo a una tasa de interés del 4%, en vez del rendimiento prevaleciente del 5.7%, y la PWA lo compraría. Esto revivió el mercado de bonos de los municipios, lo que les permitió comprometerse en la construcción de infraestructura, y en la medida en que las ciudades se recuperaron y pagaron sus bonos con intereses, la PWA hizo dinero.

Además, una vez que se diseñaba y aprobaba un proyecto de infraestructura local, la PWA pagaba, a través de subvenciones y préstamos, más del 50% de su costo de construcción.

* La Ley Bancaria Glass-Steagall.

* La Ley de Crédito Agrícola, que amplió el financiamiento de las hipotecas agrícolas, y estableció finalmente un sistema de bancos regionales que emitieran créditos hipotecarios, a la producción y al comercio y que aportó crédito a las cooperativas. Prestó más de $100 millones en sus primeros 7 meses, y ayudó a bajar las tasas de interés.

* La Ley de Coordinación Ferroviaria

24 de julio. FDR tuvo su tercera charla Frente a la Chimenea, donde explicó lo que había logrado en los primeros 100 días, que él describió como "las partes componentes ordenadas de un todo lógico y conectado". Destacó el progreso que se había logrado sobre el desempleo y la destrucción del poder adquisitivo de la población, mediante la CCC, la PWA, la Ley Agrícola, y la Ley de Recuperación Industrial.

Posdata: Consciente de que estas medidas no iban a ser suficientes para evitar una pauperización mayor durante los meses venideros del invierno de 1933 a 1934, FDR tomó otra medida de emergencia entre octubre y noviembre, el establecimiento de la Comisión de Obras Civiles (CWA, por sus siglas en inglés). La CWA, administrada por Hopkins, fue investida con la autoridad de crear 4.2 millones de empleos con el salario mínimo para mediados de enero, y lo hizo.

Aunque solo duro tres meses y medio, construyó o mejoró casi un millón de kilómetros de caminos secundarios, construyó o mejoró 40,000 escuelas, empleó a 50,000 maestros, construyó o mejoró 1000 aeropuertos, construyó parques, abrió hidrovías, hizo obras de dragado y alcantarillas, etc. También le dio empleo a escritores y artistas.

Como fue creada para enfrentar la emergencia del invierno, la CWA fue desmantelada al cumplir su misión, pero fue reemplazada en el largo plazo por la WPA, la CCC y otros programas.