Expediente criminal de la BP: la British Petroleum es un criminal con condenas múltiples

2 de junio de 2010

2 de junio de 2010 (LPAC) — La British Petroleum (BP) ha cometido violaciones penales en serie, ante las cuales se ha declarado culpable o ha pagado multas por cargos penales en por lo menos cuatro casos en juzgados de EU, y en dos de ellos está en libertad condicional. La constante protección de Barack Obama a esta entidad criminal -y patrocinada por Gran Bretaña- es la última acusación en la serie de cargos que muestran que Obama tiene que ser enjuiciado políticamente. Y si no lo sacamos pronto, Estados Unidos no va a poder sobrevivir.

(1) En octubre de 2007, la BP se declaró culpable de un delito que tenía que ver con violación de las normas de seguridad en relación a la explosión de su refinería en Texas City, en marzo del 2005, en la que murieron 15 personas y cientos más resultaron heridas. El alegato de la defensa incluyó una multa por $50 millones de dólares y tres años de libertad condicional, todavía vigentes. El Departamento de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA por siglas en inglés) tasó la multa más elevada en toda la historia del OSHA, $87 millones de dólares, después de que los inspectores encontraron 270 violaciones a la seguridad en el empleo que ya se había citado anteriormente pero que no se habían arreglado, y 439 violaciones nuevas, en la refinería de Texas City. Según la propia declaración de la BP, una de las condiciones para la libertad condicional era cumplir con el acuerdo al que habían llegado con el OSHA. La BP reconoce haberle pagado $1,600 millones de dólares en compensación a las víctimas de la explosión.

(2) La BP se declaró culpable de un delito menor penal en relación al derrame en el oleoducto en marzo del 2006 en su oleoducto de la Bahía Prudhoe, Alaska. Los fiscales atribuyeron el derrame a los recortes en los costos de la BP. Este caso también incluía tres años bajo libertad condicional, todavía en efecto.

(3) La BP llegó a un acuerdo de proceso diferido con el Departamento de Justicia sobre manipulación de precios en la comercialización de gas propano, y también llegó a una orden de consentimiento con la Comisión de Comercialización de Mercancías a Futuro (CFTC por siglas en inglés). Esta incluía una sanción por $100 millones, y otras multas civiles. El acuerdo de proceso diferido tiene un término de tres años -así que todavía está pendiente- y requiere que la BP cumpla con todos sus términos.

(4) Anteriormente, en febrero de 2000, la BP se había declarado culpable de una violación penal de la Ley de Aguas Limpias por arrojar ilegalmente materiales tóxicos y peligrosos en las chimeneas de los pozos petroleros en la Ladera Norte de Alaska. La BP fue multada con $500,000 dólares y se le sometió a cinco años de libertad condicional. Todavía estaba bajo libertad condicional cuando ocurrió el derrame del oleoducto de la Bahía Prudhoe, ocasionado por la corrosión en los oleoductos.

En 2009, se abrió otra investigación penal en contra de la BP en conexión a otro derrame en el oleoducto en la Ladera Norte; todavía no se ha hecho público el resultado de esta investigación.