¿Preparativos ante una pandemia? ¡Dejen de cerrar hospitales!

29 de agosto de 2009

27 de agosto de 2009 (LPAC).- Frente al aumento en las necesidades de hospitalización ante un posible repunte de la influenza H1N1 el próximo otoño, por todo el país siguen los cierres constantes de unidades médicas especializadas (salas de emergencia, recintos de pacientes psiquiátricos, etc.) e incluso de hospitales completos. En el reciente "Informe al Presidente sobre los preparativos de E.U. ante la Influenza H1N1-2009" de la Casa Blanca, se resumen unos cuantos parámetros de esta crisis, a pesar de que afirma erróneamente que el gobierno de Obama está actuando para "minimizar los impactos negativos" de la pandemia.

El informe presenta un posible escenario en el cual se pudiera extender rápidamente la nueva influenza, antes de que los programas de inoculación pudieran tener algún efecto en la creación de inmunidad (que ahora no pudiera suceder sino hasta noviembre). Como para el 15 de octubre se pudiera presentar un despunte en la incidencia de infecciones causadas por el H1N1 en el 2009.

En estos momentos, las necesidades de uso de camas de hospitales ante el despunte, solo por la pandemia, pudiera estar en el rango de 50-150 camas por cada 100,000 habitantes, cuando de hecho, solo hay 211 camas por cada 100,000 personas en el sistema hospitalario total de Estados Unidos!

La ocupación de UCI (camas de las Unidades de Cuidados Intensivos, especialmente con ventiladores) debido a la H1N1/09 podría ser de 10-25 camas por cada 100,000 habitantes, cuando Estados Unidos, solo tiene 20 camas de UCI por cada 100,000 habitantes! Lo que es más, el número de camas pediátricas en UCI está muy limitado, y la nueva influenza afecta más seriamente a los niños y jóvenes.

El informe aboga por una "respuesta activa" de las autoridades gubernamentales, para monitorear las "presiones" sobre los hospitales este otoño, y después se mete a discutir la "relocalización de recursos" (es decir, aplicar triage, sacar a los pacientes no afectados por la influenza). El hecho de que, para empezar, no haya suficientes recursos, sin importar su localización, es parte de las premisas que asume este documento de la Parca del Consejo de Asesores sobre Ciencia y Tecnología del Presidente.