Cheney viaja para presionar para que Israel ataque a Irán

9 de may de 2007

<body><div id="article"><h1>Cheney viaja para presionar para que Israel ataque a Irán</h1><p>9 de mayo (EIRNS).— El vicepresidente Dick Cheney salió el martes 8 de mayo, en una gira de seis días por cuatro de las naciones claves del Medio Oriente, y fuentes de inteligencia de los Estados Unidos y la región creen que el principal objetivo en la agenda del vice va a ser una confrontación militar con Irán. Según un destacado analista árabe, debido a la intensa oposición dentro de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y de los medios de inteligencia y diplomáticos, Cheney va a presionar para que se produzca un ataque israelí contra Irán, aparentemenete por la negativa de Irán a clausurar su programa de enriquecimiento del uranio. Una vez que se lance un ataque israelí, razonan Cheney y sus partidarios, desaparecerá la oposición del Congreso y de la población a un enfrentamiento con Teherán y los Estados Unidos van a salir en respaldo de Israel.</p><p>Otras fuentes que comparten esta evaluación han señalado varios acontecimientos recientes, que ponen de relieve los preparativos para una guerra contra Irán. En los últimos meses el gobierno de Bush le ha proporcionado a Israel "bombas inteligentes" y la última generación de baterías antimisiles Patriot.</p><p>El mes pasado, el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, viajó a Washington, en donde conferenció en privado con el vicepresidente Cheney y después habló ante la Convención anual del Comité de Acción Política Americano-Israelí (AIPAC, por sus siglas en inglés) en Washington, D.C. En su discurso ante el grupo de cabilderos israelíes, Netanyahu equiparó a Irán con la Alemania nazi de 1938, y juró que Israel atacaría a Irán antes de que esa república islámica obtenga la capacidad de construir un arma nuclear.</p><p>Luego de que se diera a conocer el informe interino de la Comisión Winograd, que critica fuertemente el manejo del gobierno de Olmert de la guerra de Líbano del Verano del 2006, Netanyahu ha lanzado una campaña para derrocar a Olmert mediante un voto de no confianza en el Knesset, para regresar al poder. Hasta ahora, según fuentes en Washington y en Israel, le faltan a Netanyahu por lo menos cinco votos en el Knesset de los 61 requeridos para reemplazar a Olmert. Las encuestas en Israel muestran que, si hubiera elecciones anticipadas, ganaría una coalición derechista encabezada por Netanyahu.</p><p>El viaje de seis días de Cheney lo llevará a Arabia Saudita, los Emiratos Arabes Unidos, Jordania y Egipto. Desde que Cheney visitó Riyad en noviembre del 2006, todos estos países son importantes aliados Sunni de los Estados Unidos, que son objeto de presiones de Cheney y el director sobre el Medio Oriente del Consejo de Seguridad Nacional, Elliot Abrams, para que se alíen con Israel en una coalición político militar en contra de Irán.</p></div></body>