LA CUMBRE DEL BRICS: La mitad de la Humanidad lanza un Nuevo Orden Económico Mundial

10 de agosto de 2014

Intervenciones de los Jefes de Estado de Rusia, India y China en la reunión del BRICS

LA CUMBRE DEL BRICS

La mitad de la Humanidad lanza
un Nuevo Orden Económico Mundial

por Dennis Small

8 de agosto de 2014 – Este artículo de Dennis Small, se publicó en la edición del 18 de julio del semanario EIR.

Fig01%20BRICS%20World.jpg
Agencia Brasil/José Cruz
Los dirigentes del BRICS, junto con los jefes de Estado de Unasur, se reunieron en Fortaleza, Brasil, el 16 de julio de 2014.

22 de julio— A mediados de julio, mientras el planeta se desbarataba con los horrores crecientes de la guerra en el este de Ucrania, en Iraq y Gaza, y por la depresión económica causada por los últimos estertores del sistema financiero transatlántico, los jefes de Estado que representan a la mitad de la humanidad se reunieron en Brasil y dieron los primeros pasos hacia la creación de un nuevo orden económico mundial.

Gráfica 1
Iberoamérica y los BRICS
EIRNS

Los líderes de las naciones del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se reunieron el 15 de julio en Fortaleza, Brasil, para la VI Cumbre del BRICS y el día siguiente se les unieron los Jefes de Estado de América del Sur en la capital Brasilia. El BRICS representa el 43% de la población mundial y el 27% de la superficie terrestre del planeta; si se le suma Iberoamérica, juntos representan el 48% de la humanidad y un tercio de la superficie terrestre del planeta (Figura 1).

En la cumbre y sus numerosas reuniones relacionadas, bilaterales y multilaterales, esa mitad de la humanidad adoptó un proyecto que se basa en el rechazo al actual sistema de casino financiero y lo reemplaza por uno que proporciona crédito para proyectos de desarrollo con alta tecnología; en educar y entrenar a la juventud para que haga frente a los crecientes retos del futuro; en el pleno respeto a la soberanía nacional, proscribiendo la política imperial de cambios de régimen y guerras; y en la promoción explícita del interés común entre las naciones, o sea, el principio de la Paz de Westfalia.

"La historia nos dice que la ley de la selva no es el camino de la coexistencia humana", declaró el Presidente chino Xi Jinping el 16 de julio. "Toda nación debería obedecer el principio de igualdad, confianza mutua, aprendizaje de los demás, cooperación y búsqueda de beneficios colectivos… para la construcción de un mundo armónico, sustentado en la paz y la prosperidad colectiva", añadió.

A la reina británica no le gustaron estos acontecimientos, pues ve en ellos una amenaza existencial al imperio. A Lyndon LaRouche le gustaron, por la misma razón. Durante 40 años, el renombrado estadista estadounidense ha concebido programas, y ha organizado por ellos internacionalmente, de reforma financiera global y grandes proyectos de desarrollo (más recientemente, sus "¡Cuatro nuevas leyes para salvar a EU ahora!"), precisamente del tipo que ahora el BRICS ha puesto en el orden del día.

"El BRICS y sus aliados están construyendo un sistema mundial basado en valor real, no en valores de papel falsos", declaró LaRouche el 18 de julio. "Las naciones del BRICS están decidiendo qué es el valor real, y lo están imponiendo, que consiste en el costo de los poderes productivos del trabajo en una situación cambiante".

El problema subyacente con el que nos tenemos que enfrentar hoy, agregó LaRouche, es la "asimetría del valor en el mundo", que viene de dos sistemas distintos que operan con una lógica y una métrica diferentes y que son totalmente incompatibles.

El primero es el sistema transatlántico. "Estos bastardos", declaró LaRouche, "tienen pedazos de papel que dicen que valen billones, y están preparados para matar por eso", como lo muestra el caso de la batalla de Argentina contra los fondos buitre, así como el fallo a favor de los buitres dado por el idiota aristotélico conocido de otro modo como el juez Antonin Scalia de la Corte Suprema de EU. LaRouche añadió que lo que esta gente posee, este papel, no tiene valor en absoluto. "Es como sacar harapos de una cubeta y tratar de venderlos"; o incluso peor, es la promesa del envío futuro de derivados garantizados por esos harapos, que ellos dicen que realmente tienen valor.

Esta es la mano muerta del pasado, tratando de impedir que la humanidad cree algún futuro para sí misma.

Del otro lado tenemos un sistema emergente, incompatible con el primero, que está construyendo un mercado basado en valor real. LaRouche detalló que el valor real proviene y se mide por el desarrollo de los poderes productivos del trabajo, es decir, mediante la introducción de nuevas tecnologías creadas científicamente, poniendo en marcha procesos productivos que incrementan la densidad de flujo energético a través de la economía física de tal modo que se incrementen inmensamente los poderes productivos del trabajo. Ese nuevo sistema creará un proceso mediante el cual el incremento de la densidad de flujo energético se incrementará a sí misma a una tasa que se va acelerando.

LaRouche especificó que este rol del progreso tecnológico y avance científico es lo que la especie humana hace de manera única. Tal creatividad es realmente la fuente de valor en una economía y es el camino en el cual nuestra acción para crear el futuro define el valor presente. Este es el concepto central del Sistema Americano de Economía Política, sobre el cual se fundó Estados Unidos.

LaRouche señaló que hoy la cuestión estratégica decisiva es si Estados Unidos se unirá a ese Nuevo Orden Económico Internacional emergente o si permanecerá unido como uña y mugre al imperio británico, como lo está bajo el presidente Barack Obama —quién se merece un juicio político para destituirlo— y provocará su propia destrucción y la del resto del mundo. La misma cuestión existencial enfrenta Europa.

Construyendo un futuro nuclear

La Cumbre del BRICS emitió la Declaración de Fortaleza, de 72 puntos, en donde anunciaron la formación de un Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), con un capital inicial de 50 mil millones de dólares, para financiar proyectos de infraestructura en los países del BRICS y otros; así como de un Acuerdo de Reservas de Contingencia (ARC) con 100 mil millones de dólares para ayudar a las naciones a bregar con la fuga de capitales y otras formas de guerra financiera.

La mayoría de los comentaristas internacionales están dando rodeos interminables, analizando minuciosamente las oraciones de la Declaración de Fortaleza y los discursos dados en la cumbre, para tratar de determinar si estas nuevas instituciones del BRICS solo pretenden complementar al Fondo Monetario Internacional y otras instituciones del imperio británico, o reemplazarlas con una nueva arquitectura financiera. Pero la respuesta a esa pregunta no está en el análisis sintáctico de las palabras escritas o habladas, sino en el propósito que está detrás de la creación de las nuevas instituciones, lo que se refleja mejor en dos temas fundamentales que fueron recurrentes durante las discusiones: el futuro y la juventud, y la energía nuclear.

El Primer Ministro indio Narendra Modi fue más elocuente en el primero de estos temas y en la sesión plenaria de la cumbre destacó "la singularidad del BRICS como una institución internacional. Por primera vez, congrega a un grupo de naciones bajo el parámetro del 'futuro potencial', en lugar de la prosperidad existente o las identidades compartidas. La idea misma del BRICS es así una visión de futuro". Urgió al BRICS a ir ahora más allá, "a ser una cumbre de atracción", y propuso que la juventud de las naciones del BRICS deberían asumir el liderazgo para expandir el contacto de pueblo a pueblo, entre sus naciones. Planteó establecer un Foro de la Juventud Científica del BRICS, fundar escuelas de idiomas del BRICS "para ofrecer el aprendizaje de cada uno de nuestros idiomas", y explorar la creación de una universidad del BRICS.

Modi concluyó: "Excelencias, tenemos una oportunidad para definir el futuro –no solo de nuestras naciones, sino del mundo entero… Tomo esto como una gran responsabilidad".

El Presidente ruso Vladimir Putin tocó una nota similar en comentarios a la prensa el 17 de julio, al evaluar el resultado de su viaje: "Todos los Estados del BRICS son jóvenes y el futuro pertenece a los jóvenes".

En cuanto al tema de la energía nuclear, su discusión y la firma de numerosos acuerdos concretos permeó la cumbre y las reuniones bilaterales relacionadas, en especial las del Presidente ruso Vladimir Putin con las Presidentas argentina Cristina Fernández de Kirchner y brasileña Dilma Rousseff. Esto, a pesar de que la Declaración de Fortaleza en sí misma –en muchos aspectos un "documento de consenso" típico de tales reuniones internacionales– no menciona el tema, aparte de la defensa del derecho de Irán al desarrollo pacífico de la energía nuclear.

LaRouche ha enfatizado que la verdadera medida del valor en una economía es el impacto de la ciencia y la tecnología en incrementar de manera continua la densidad de flujo energético de los procesos productivos. Aunque el necesario motor de la ciencia para la impulsar la economía mundial es el desarrollo de la energía de fusión termonuclear, la actual insistencia en la energía de fisión entre el BRICS y países aliados es sumamente significativa, porque refleja un compromiso para incrementar la densidad de flujo energético total de la economía.

Mucho mejor que cualquier medida monetaria o basada en el PIB, la densidad de flujo energético y otros parámetros económicos físicos indican mejor la dirección del BRICS.

Gráfica 2
Energía nuclear como porcentaje del total de energía producida, actual y proyectada
EIRNS

La Gráfica 2 muestra el porcentaje en que participa la energía nuclear en la generación de electricidad total –que es un indicador de la densidad de flujo energético total– en algunos países del BRICS (Rusia, India y Brasil) en comparación con países europeos representativos (Alemania y España), vistos en sus niveles actuales y en los proyectados. En el caso de Alemania, por ejemplo, la criminal política ecologista del imperio británico de desnuclearización ya ha conducido a un colapso drástico del empleo de la energía nuclear en la generación de electricidad total del 28% en 1990 al 15% hoy. El gobierno alemán de Angela Merkel ha adoptado una política de ¡reducirla a cero para el año 2020! El caso de España es casi igual de malo.

Comparemos eso con lo que Rusia ha hecho, incrementando su proporción de energía nuclear de 11% en 1990 a 18% en 2013, con una política de elevar esa proporción a alrededor del 27% en 2030. Otros países del BRICS tienen actualmente proporciones menores de energía nuclear como fuente generadora de electricidad total, pero están comprometidos de manera desafiante a un futuro nuclear. Por ejemplo, Brasil planea incrementar la energía nuclear del 3% de hoy al 15% en 2030. Como declaró la Presidenta Rousseff justo antes de que empezara la cumbre: "Nuestros países están entre los más grandes en el mundo y no pueden estar conformes, en pleno siglo 21, con cualquier clase de dependencia. Los eventos recientes demuestran que es esencial que nosotros mismos busquemos nuestra autonomía científica y tecnológica".

Sudáfrica también acaba de anunciar que está reanudando su programa nuclear, con planes para construir seis nuevas plantas nucleares.

Cabe señalar que actualmente China tiene el mayor programa de construcción nuclear en el mundo, una distinción que en la década de 1970 mereció la Autoridad del Valle del Tennessee creada por Roosevelt. De hecho, de las 66 plantas nucleares actualmente en construcción a nivel mundial, 50 están en los países del BRICS. En otras palabras, el 43% de la población mundial está construyendo el 75% de las plantas nucleares del mundo; o, la tasa de construcción de plantas nucleares es 4.3 veces mayor per cápita en el BRICS que en el resto del mundo.

Por supuesto, la realidad es mucho más cruel que lo que esos simples números indican, porque se está destruyendo activamente la energía nuclear en gran parte del sector transatlántico (y Japón), como resultado directo de las suicidas políticas ecologistas del imperio británico. El BRICS y sus aliados han dejado en claro que no habrá nada de esto: ellos han tomado el programa ecologista de la reina británica, como se reflejó en la Resolución de Copenhague, y la han tirado a la basura.

LaRouche ha sido claro en esto:

"¿Qué hay de la señora Merkel de Alemania?", comentó el 18 de julio. Ella representa el punto de vista del valor que no vale nada; está demoliendo la energía nuclear, destruyendo su economía y haciéndola absolutamente inútil, dijo. "¿Cuál es el valor de sus opiniones? No mucho". El BRICS e Iberoamérica están construyendo un mercado mundial basado en valor real, y ellos ya son por mucho, más productivos que Europa y Estados Unidos, que insisten en los valores que algún juez loco está fraguando(Scalia en el caso de Argentina).

Grandes proyectos de infraestructura

Lo que también reflejó el enfoque del BRICS sobre el valor real fue el énfasis puesto en la creación de un sistema de crédito para financiar la inversión en infraestructura de primer orden. Dos de tales importantes proyectos avanzaron en medio de la Cumbre del BRICS.

Gráfica 3
Puente Terrestre Mundial
Fig03-World%20Land-Bridge_CMYK.pdf
EIRNS

El primero fue la idea de consumar el sueño de hace siglos de construir un ferrocarril transcontinental para conectar las costas del Atlántico y el Pacífico de Sudamérica (Gráfica 3). Esto cobró forma en la discusión entre el Presidente chino Xi y el Presidente peruano Ollanta Humala, y luego con la Presidenta de Brasil, Rousseff. Se logró un acuerdo para abrir la licitación a compañías extranjeras, incluidas las chinas, para participar en la construcción de un tramo crítico de ese proyecto: la ruta en forma de "T" Palmas-Campinorte-Annapolis/Campinorte-Lucas, en Brasil central.

Gráfica 4
América del Sur: Ferrocarril Transcontinental
EIRNS

La importancia de ese tramo en el proyecto total se aprecia con claridad en la Gráfica 4, un mapa esquemático publicado por primera vez en EIR en 1988. El terminal norteño de Palmas está a tiro de piedra del famoso proyecto de Carajás en medio de la jungla amazónica, el depósito de mineral de hierro más grande (y puro) del mundo, que actualmente está conectado por ferrocarril solo al puerto atlántico de Sao Luis. Una vez construido, el terminal del ferrocarril occidental de Lucas estaría entonces a medio camino de la frontera Brasil-Perú, donde la línea férrea proyectada se conectaría con un ramal peruano que cruzaría los Andes en Saramirisa, el paso más bajo en esa cordillera gigante, y desde allí a uno o más puertos peruanos para embarques al otro lado del océano Pacífico. Esto bajaría drásticamente el tiempo de embarque y los costos desde Brasil (y otros países del Cono Sur como Argentina) hasta los centros neurálgicos euroasiáticos como China, India y Rusia.

Se puede alcanzar aun mayor eficiencia, crecimiento y productividad cuando se pueda conectar este Ferrocarril Transcontinental Sudamericano directamente por vía férrea con Asia, cuando se construyan y abran líneas ferroviarias para trenes de levitación magnética (Maglev) de alta velocidad a través del tapón del Darién y el estrecho de Bering (Gráfica 3).

Gráfica 5
Intercontinental Railway Commission
Una pequeña sección del mapa de 1898 para el Ferrocarril Intercontinental. Después del asesinato del Presidente McKinley, nunca se construyó ningún ferrocarril para conectar América del Norte y del Sur.
Gráfica 6
Canal Interoceánico en Nicaragua
Fig06%20Interoceanic%20Canal_CMYK.pdf
EIRNS

Existen varias rutas posibles para un Ferrocarril Transcontinental Sudamericano. (Una que están examinando China, Brasil y Perú es la de Sao Paulo-Santa Fé do Sul-Cuiabá-Porto Velho-Pucallpa-Saramirisa-Bogotá-Panamá. Otra opción viable es Sao Paulo-Santa Fé do Sul-Santa Cruz-Desaguadero-Saramirisa-Bogotá-Panamá, que ha sido largamente estudiada). De hecho, la Intercontinental Railway Commission (Comisión del Ferrocarril Intercontinental), que puso en marcha el secretario de Estado de EU, James Blaine, elaboró versiones anteriores precisamente de este proyecto, y empleó a ingenieros del ejército de EU para evaluar y proyectar líneas que unieran desde Estados Unidos hasta Brasil y Argentina, que presentaron un mapa completo del proyecto de ruta concebida al Presidente William McKinley en 1898 (Gráfica 5). McKinley, un Presidente vigorosamente inclinado por el Sistema Americano (contra el sistema británico), conmemoró los planes de Blaine como el futuro de la humanidad, en su discurso de 1901 en la exposición Panamericana en Buffalo, en donde lo asesinaron a tiros en una operación dirigida por los británicos.

Otro gran proyecto, la construcción de un canal interoceánico a través de Nicaragua (Gráfica 6), lo anunció el 9 de julio el Presidente de Nicaragua Daniel Ortega. El gran proyecto lo llevará a cabo la compañía china HKND, pero el Presidente Putin también hizo una escala inesperada en Nicaragua el 12 de julio, rumbo a la Cumbre del BRICS, para ofrecer el apoyo de Rusia. El canal tendrá 173 millas desde la boca del río Brito en la costa del Pacífico en el suroeste de Nicaragua, hasta la boca del río Punta Gorda en la costa caribeña. Incluirá dos esclusas y 65 millas del canal pasarán por el lago Nicaragua, y se estima un tiempo de 30 horas para el paso, de costa a costa, de los 5,100 buques más grandes del mundo que podrán utilizarlo.

Según los ingenieros del proyecto, se necesitará a más de 50 mil trabajadores de la construcción y una vez en operación generará 200 mil puestos de trabajo, incluyendo los subproyectos (aeropuerto, dos puertos, centro turístico, etc.).

Al anunciar la ruta elegida, el Presidente Ortega declaró que se está reformando el sistema educativo de todo el país para formar los ingenieros y trabajadores calificados que requerirá el proyecto, mientras portaba un libro que contenía los estudios de factibilidad para la construcción de dicho canal, editado por el gobierno de Estados Unidos y adoptado por el Congreso de EU hace 118 años, en 1896, en el que se detallan los beneficios que traería dicho canal.

La ironía no se le escapó a nadie. China está participando activamente en proyectos económicos de creación masiva de empleos en Centroamérica, el proverbial "patio trasero" de Estados Unidos, mientras que EU, bajo Obama, ha ayudado a destruir esa región con su política de legalización de las drogas, encima de décadas de devastación económica del libre mercado del imperio británico. Hoy, un tercio de la población de El Salvador ha sido forzada a emigrar a EU, en una búsqueda desesperada por los medios de supervivencia; a la vez que el desempleo oficial en su vecina Honduras ahora supera el 60%.

El compromiso más amplio con el desarrollo de infraestructura se puso de relieve en la última de las múltiples reuniones históricas que tuvieron lugar en Brasilia a mediados de julio, la de los jefes de Estado y representantes especiales de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), quienes se reunieron con el Presidente chino Xi y los Jefes de Estado de la Unasur el 17 de julio. Su declaración conjunta destaca la "importante oportunidad para el desarrollo mutuo" que existe, y anuncia "el establecimiento de una amplia asociación de igualdad, beneficio mutuo y desarrollo común entre China y Latinoamérica y el Caribe".

El Nuevo Banco de Desarrollo

Sin duda, el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB) y el Acuerdo de Reservas de Contingencia (ARC) son la simiente de una arquitectura financiera internacional totalmente nueva, aunque aguarda una gran batalla política para que esta política entre en vigor, por encima de las violentas objeciones de la City de Londres y Wall Street, incluyendo sus agentes en algunos de los países del BRICS. El documento de fundación del NBD con cautela se adhiere a la idea de que el NBD y el ARC solo se destinan a "complementar" a instituciones existentes como el FMI; pero los principios sobre los cuales se fundaron no solo contradicen a los del FMI, sino que son mutuamente excluyentes.

Más significativo, el NBD se orienta claramente a prestar dinero para desarrollo real, sin las odiadas condiciones de austeridad y políticas ecologistas asociadas con el FMI y el Banco Mundial. Por ejemplo, la declaración conjunta CELAC-China contiene una divergencia radical con las condiciones del FMI y el BM, y llama "a hacer buen uso de los préstamos en condiciones favorables garantizados por China, de acuerdo con las necesidades y prioridades de los países receptores… Enfatizamos la importancia de la construcción y modernización de infraestructura".

La Presidenta de Argentina Cristina Fernández, a quien se le distinguió en el uso de la palabra (después de la anfitriona Vilma Rousseff) en la Cumbre BRICS-Unasur, hizo el llamado más claro para un nuevo orden financiero internacional: "Nosotros, señores, estamos planteando, entonces, un nuevo orden financiero global, uno que no solo es justo y equitativo, sino indispensable… Lo que demandamos del mundo es precisamente la creación de un nuevo orden financiero global, que permitirá el desarrollo económico sostenible y global… Así, el llamado a todas las naciones es a unir fuerzas en esta cruzada auténtica por una nueva organización política, económica y financiera global, que tendrá positivas consecuencias sociales, políticas, económicas y culturales para nuestras naciones".

El Presidente Putin, quien, como Fernández de Argentina, no es ajeno a ser el blanco de la guerra económica, presentó una propuesta complementaria: "Las naciones del BRICS deberían cooperar más de cerca en los mercados de materias primas. Tenemos un recurso singular básico: nuestras naciones poseen el 30%-50% de las reservas globales de diferentes recursos. Por lo tanto, creemos que es imperativo desarrollar la cooperación en minería y procesamiento, y organizar un centro para la capacitación de expertos en industrias metalúrgicas en las naciones del BRICS".

Tal acuerdo quebraría el control absoluto del imperio británico de las materias primas y su habilidad para especular con la subsistencia de las naciones y su misma existencia.

Para hacer viables estos propósitos, el NBD y el ARC tendrían que funcionar con un muro cortafuegos contra el sistema canceroso denominado en dólares. Es digno de atención que el NBD está autorizado en el futuro a recibir capital adicional y a otorgar préstamos al BRICS y a otras naciones, en monedas distintas al dólar.

Una vez que tres, cuatro o más países estén involucrados en grandes proyectos recibiendo tales préstamos en monedas distintas al dólar, de hecho se habrá creado una nueva moneda, a la que también le seguirá el acuerdo de tipos de cambio fijo entre las naciones participantes. Ese solo paso instantáneamente traería aparejado un retorno al sistema de Bretton Woods anterior a 1971, de tipos de cambio fijos (predecibles), barriendo de un plumazo billones de dólares de especulación con monedas a futuro.

Pero, para que el NBD sea de veras capaz de hacerse cargo de las tareas de la reconstrucción global, Estados Unidos debe llegar a ser un socio pleno en su capitalización y funcionar como la pieza central de un sistema de crédito hamiltoniano global, del tipo especificado en las Cuatro Leyes de LaRouche. El "dólar" actual, que ya no es más la moneda soberana de Estados Unidos, sino más bien un instrumento de apuesta supranacional bajo el control del imperio británico, también debería retornar a su rol apropiado como el "greenback" (billete verde) emitido por el Tesoro.

En pocas palabras, la cuestión estratégica central planteada por la Cumbre del BRICS de mediados de julio es: ¿Cuándo se librará Estados Unidos del presidente Obama y retornará a las políticas del sistema americano sobre el que se fundó, que la mitad de la humanidad, dirigida por el BRICS, ahora está implementando?