Rusia firma acuerdo para construir un programa de energía nuclear en Bolivia

14 de octubre de 2015

14 de octubre de 2015 — La Corporación Estatal de Energía Nuclear de Rusia (Rosatom), asumió el reto ayudar a Bolivia a desarrollar un amplio programa de energía nuclear que el gobierno del Presidente Evo Morales se ha comprometido a llevar a cabo. El 8 de octubre, el director general de Rosatom, Sergey Kirienko y el Ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, firmaron un Memorando de Entendimiento de cooperación de aquí al año 2025.

El gobierno de Morales tomó la decisión en el 2014 de que Bolivia tiene que desarrollar la energía nuclear, "el fuego de los siglos 20 y 21", por ser la base para "cimentar las condiciones para el desarrollo tecnológico de los bolivianos en los próximos 400 a 500 años" como es fama que lo planteó el vicepresidente Álvaro García Linera en agosto de ese año. En marzo del 2015, el gobierno firmó un acuerdo de cooperación nuclear con Argentina.

El comunicado de Rosatom sobre el Memorando de Entendimiento que acaba de firmar Rusia da una muestra del alcance del acuerdo:

"La cooperación incluirá: el uso de radioisótopos y tecnologías de radiación y su aplicación en la industria, medicina, agricultura y otros campos; proporcionar entrenamiento y personal educativo; asistencia en la creación y desarrollo de infraestructura para el manejo y regulación del programa nuclear de Bolivia; la posible construcción de un centro de ciencia y tecnología nuclear; sostener consultas sobre la posible construcción de plantas de energía nuclear de diseño ruso en Bolivia; y el desarrollo de programas de información pública.

"Las dos partes acordaron sostener pláticas sobre un posible acuerdo de cooperación intergubernamental en el uso pacífico de la energía nuclear".

El Ministro de Energía Sánchez dijo que la intención del acuerdo es crear un proyecto que transforme la red eléctrica de Bolivia, aportando tanto electricidad como tecnología para combatir el cáncer, así como también abrir nuevas investigaciones geológicas y de hidrocarburos.