En vísperas de la visita del Papa, Bolivia en pie de lucha contra el "imperialismo verde"

26 de junio de 2015

26 de junio de 2015 – Días antes de la visita programada del Papa Francisco a Bolivia en julio próximo, como parte de su gira por tres naciones de Sudamérica, el Presidente Evo Morales ha declarado que su gobierno no acepta el "imperialismo verde", y está preparado para echar del país a cualquier organización no gubernamental (ONG) que trate de impedir que Bolivia desarrolle sus recursos naturales.

El 18 de junio el Presidente Morales anunció que la compañía petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) va a explotar un nuevo yacimiento de petróleo que está localizado en una "reserva natural" en el departamento de Santa Cruz, y cualquier ONG o fundación que se interponga para evitar que Bolivia explote este petróleo, será expulsada del país.

Ese mismo día el Papa Francisco emitió su encíclica en la que adopta el ecologismo genocida del imperio británico, y el arzobispo católico de Sucre, Jesús Suárez, protestó inmediatamente diciendo que el Presidente Morales estaba violando los principios de la encíclica, y exigió que "éstas áreas que hay en Bolivia, estas reservas que son el pulmón de una nación tienen que ser respetadas y el gobierno debe buscar la forma de no destruir esta obra creadora del Señor, tan bella y hermosa para los indígenas".

Esto se está configurando como una gran pelea. El 10 de junio en la cumbre de la Unión Europea y la CELAC, en Bruselas, Morales dijo que el calentamiento global es un peligro real, pero añadió que "Tampoco aceptamos, ni aceptaremos, que los que vivimos en el Sur seamos los guardabosques de los que viven en el Norte. Es una mentalidad colonial, es el imperialismo verde que no va a traer ninguna solución. Más bien, juntos, planteemos cambios profundos para bien de la humanidad".

Los grupos de choque ecologistas del príncipe Felipe, el consorte de la reina Elizabeth II, ya le estaban haciendo la guerra al gobierno boliviano, con demandas en los tribunales y movilizando a los "indígenas" en contra del decreto gubernamental emitido el 20 de mayo, el cual permite la explotación de hidrocarburos que se encuentren en los 7 millones de hectáreas (más de 17 millones de acres, o unas 26,560 millas cuadradas) de territorio boliviano convertido en "reserva natural" en donde estaba prohibida cualquier actividad productiva.

El Papa estará del 8 al 10 de julio en Bolivia, acompañado por el cardenal Peter Turkson, quien preside Justitia et Pax, y quien junto con el comendador del imperio británico Hans-Joachim Schellnhuber, quien jugó un papel central en la preparación de la encíclica del Papa sobre la "Madre Tierra". Alfredo Rada, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, anunció el 18 de junio que Turkson viene para promover la encíclica en la gran reunión internacional de movimientos sociales el 9 de julio, y el Presidente Evo Morales y el Papa Francisco estarán presentes en la sesión de clausura.

La visita del Papa Francisco comenzará en Ecuador, del 5 al 7 de julio, e incluye una visita al Paraguay, del 10 al 11 de julio.