La 'Ruta de la Seda espacial' de china: explorar la infraestructura desde el espacio

2 de junio de 2015

2 de junio de 2015 — El 31 de marzo de 2015, China lanzó exitosamente el cohete portador orbital Larga Marcha 3 (LM-3), portando el primero de los satélites de nueva generación Beidou de China, creados para transformar el sistema de navegación satelital Beidou, de ser un sistema de guía regional a uno de guía internacional. Al día siguiente, 1 de abril, el Global Times informó que el subdirector general de la Alianza de Servicios Globales Satelitales (CSGSA) de China, Wang Zhongguo, anunció la última fase de la construcción de una "Nueva Ruta de la Seda con sede en el espacio" en conferencia de prensa en Pekín. Wang estableció que la nueva generación de satélites Beidou van a posibilitar el desarrollo uniforme del proyecto "Franja y Ruta", La Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima siglo 21.

Autoridades locales chinas a lo largo de las rutas de la "Franja y Ruta" discutieron su participación en este proyecto en el Segundo Evento Internacional Correspondiente de Empresas de Servicios Satelitales, celebrado el 29 de mayo en China. El Global Times del 31 de mayo informó que el alcalde asistente Wang Jiubin de Yinchuan, capital de la región autónoma Ningxia Hui al noroeste de China, habló sobre el parque industrial de servicios informativos satelitales sino-árabes en su ciudad, lo que va a ser una plataforma clave para que China ofrezca servicios informativos a los países y las regiones árabes. "La tecnología satelital de China, que ofrece alta calidad y bajos costos, puede cubrir la demanda del mundo árabe" dijo Wang. Un ingeniero importante del Centro de Ingeniería Aplicada Satelital Xinjiang argumentó que su Región Autónoma Xinjiang Uyghur, también está bien ubicada para jugar un papel destacado en este proyecto, dadas sus numerosas estaciones terrestres de alta resolución. Los satélites observadores de la Tierra podrían facilitarle servicios de información a Asia Central.

En marzo, Wang había dicho que CSGSA había instalado bases receptoras satelitales de prueba en Xinjiang, Ningxia, Hianan y Fujian, todos lugares importantes de los proyectos Franja y Ruta. Después de esto se van a mover en dirección a occidente por tierra, a través de Asia Central y el Suroeste Asiático hacia Europa y por mar a través del Mar del Sur de China, el Pacífico, el Océano Indico a África y a América Central y del Sur. Informó que CSGSA ha iniciado pláticas con una gama de países entre ellos Malta, Malasia, India, Estados Unidos y Noruega en relación al establecimiento de instalaciones receptoras de satélites dentro de sus fronteras.

La "Ruta de la Seda Espacial" es también fundamental para mejorar la infraestructura de comunicaciones con los países de la Organización de Cooperación Shangai (OCS), dijo Wang. Informó que China ha propuesto emplear fondos conjuntos con la OCS para instrumentar el sistema de navegación, así como también las capacidades de comunicaciones y detección remota terrestres por tierra y por mar. La información de los satélites de detección remota y navegación se usará para mapear las rutas, describir la geografía, hacer un inventario de los recursos, localizar los efectos de los desastres naturales y muchas otras funciones más. Wang describió la "Ruta de la Seda Espacial" como una "exploradora para construir la infraestructura a lo largo de las rutas por tierra y mar".

Además de ayudarle a las empresas chinas a expandirse internacionalmente y registrar la marcha del desarrollo de la construcción de infraestructura, incluyendo los proyectos Franja y Ruta, la Ruta de la Seda con base en el espacio le posibilitará al gobierno chino seguir observando las diferentes regiones del mundo, incluso en el caso de desastres naturales u otras circunstancias impredecibles.