Dr. Liu Youfa: Como puede colaborar China en el "rejuvenecimiento" de América Latina

30 de may de 2015

Resumen del seminario

 

30 de mayo de 2015 – El doctor Liu Youfa, diplomático retirado recientemente, ex vicepresidente del Instituto Chino de Estudios Internacionales (CIIS), participó desde Pekín vía telefónica, en el seminario "La alternativa BRICS y el desarrollo de Perú y Suramérica" auspiciado por la Asociación de Egresados del Centro de Altos Estudios Militares (ADECAEM) del Perú el pasado 28 de mayo. El Dr. Liu Youfa planteó la visión china de las perspectivas de las relaciones sino-iberoamericanas, en el contexto del desarrollo mundial. Enseguida, el texto completo de su presentación. La entrevista la condujo Dennis Small de Executive Intelligence Review. 

DENNIS SMALL: Muchas gracias, doctor Liu Youfa, por participar con nosotros en esta discusión para la conferencia en Lima, Perú sobre "El proceso de los BRICS y el desarrollo de Perú y Sudamérica". Respecto al tema del "Futuro de la cooperación económica China-Sudamérica", me gustaría preguntarle, primero, sobre la gira que el primer ministro chino Li Keqiang acaba de completar de cuatro países de América del Sur: Brasil, Colombia, Chile y Perú, que incluyó una discusión de las áreas de cooperación económica entre China y las naciones de Sudamérica. ¿Nos podría hablar de los antecedentes de estas iniciativas, incluyendo las históricas cumbres de los BRICS y luego BRICS-Unasur en Brasil en julio de 2014, y sobre las posibilidades en cuanto a la cooperación futura?

DR. LIU YOUFA: Bien, señor Small, permítame darle las gracias por darme la oportunidad de esta entrevista. Permítame también aprovechar la oportunidad para agradecer a los anfitriones por la invitación, y quiero desearles una gran reunión.

Con relación a su primera pregunta, solo déjeme decir esto: China y los países latinoamericanos han sido socios naturales en la realización del desarrollo económico y social, y los países pertinentes han establecido relaciones de socios estratégicos. En este sentido, es natural que los dirigentes de ambos lados intercambien visitas regulares. Pero últimamente, según mi observación, ha habido más motivos para que los países pertinentes intercambien visitas.

Primero, desde la crisis financiera internacional del 2008, las economías desarrolladas han estado luchando para restaurar y mantener el impulso del crecimiento económico, y todavía ven muy difícil ampliar su consumo nacional. En consecuencia, han perdido fuerza para hacer que avance la economía mundial, lo cual ha resultado en la contracción tanto del comercio global como de la inversión.

Dado que China y los países latinoamericanos han sido dependientes, en gran medida, de los mercados desarrollados para su crecimiento económico, ahora se ven atrapados en una batalla cuesta arriba para mantener el impulso de su crecimiento económico. Frente a este telón de fondo, los dirigentes de los países pertinentes tienen que buscar y encontrar nuevas formas y maneas para promover el comercio mutuo y sus inversiones. Ésta es la primera cuestión que quiero compartir con ustedes.

En segundo lugar, China y bastantes países latinoamericanos son países emergentes, que han acumulado una capacidad natural para llevar a cabo una cooperación industrial, y en este sentido, han concentrado su atención mutuamente.

En tercer lugar, China y los países latinoamericanos han logrado ventajas comparativas en las industrias pertinentes, lo cual ha proporcionado fuerza para desarrollos conjuntos, echando mano de los factores competitivos pertinentes de producción. El área de infraestructura se ha convertido en el área más adecuada para empezar la cooperación práctica. Como se puede esperar, durante la visita del premier Li Keqian, los dirigentes pertinentes tratarán de alcanzar los consensos para llevar a cabo el estudio de factibilidad del ferrocarril transpacífico, el cual despertará los sueños de los próceres de América Latina hace siglos.

Con relación a las perspectivas de la cooperación futura entre China y América Latina, déjeme compartir con ustedes lo que yo conozco, de la siguiente manera.

Primero, a través del intercambio regular de visitas de alto nivel, los dirigentes de ambos lados han afinado el proyecto para una cooperación más estrecha en lo político, lo económico y lo cultural desde hace diez años. Han negociado programas específicos de cooperación industrial; han firmado muchos acuerdos económicos para solidificar la cooperación mutuamente provechosa en las áreas del sector manufacturero, el sector de servicios, el sector agrícola, y en la producción, el procesamiento y el mercadeo de energía convencional y de energía renovable. También han firmado acuerdos sobre ciencia y tecnología, desarrollo de recursos humanos y de protección ambiental, según recuerdo. Ahora, toca a los gobiernos pertinentes la implementación efectiva de estos acuerdos económicamente lucrativos para generar nuevas fuerzas para el desarrollo saludable de su grupo económico, lo cual a la vez cimienta las bases de las relaciones bilaterales.

SMALL: Gracias. Realmente ha pintado un cuadro optimista. Pero también me interesa escuchar sus ideas y su punto de vista sobre qué obstáculos hay que vencer para lograr que este potencial para este tipo de cooperación económica se vuelva una realidad. ¿Cuáles son algunos de los temas pendientes, desde el punto de vista chino?

DR. LIU YOUFA: Tienes razón, Dennis. China y los países latinoamericanos han llegado a ser socios importantes, tanto en términos de comercio como de inversiones. Ambos lados avanzan hacia la cooperación industrial. Sin embargo, hay algunas cuestiones pendientes que se tienen que abordar conjuntamente de manera apropiada, y a tiempo, para poder liberar más fuerzas para el crecimiento económico y la cooperación comercial en el futuro.

Hay muchas cuestiones, pero déjame darles unos cuantos ejemplos. Desde la perspectiva política, de cada lado hay una falta de entendimiento propio de los sistemas políticos y de los valores culturales del otro, etc. Desde la perspectiva económica, a ver: hay una falta de bienes y servicios transables que se puedan mercadear en el mercado chino. Hay una falta de industrias para el comercio desde el lado latinoamericano. Ha habido barreras visibles e invisibles para el comercio y la inversión desde ambos lados. Y ha habido una falta de información de comercio e inversión para los empresarios, exportadores e importadores para que tomen parte, en ambos lados.

Éstas son algunas de las cuestiones que creo tenemos que abordar con un esfuerzo competente.

SMALL: Bien; con esta perspectiva, me gustaría que, en base a su amplia experiencia en asuntos internacionales y cuestiones de economía en particular, comparta con nosotros sus ideas personales, mirando hacia el futuro, sobre cómo consolidar una relación sostenible de cooperación económica entre China y Sudamérica.

DR. LIU YOUFA: Bueno, como diplomático yo viajaba a bastantes países latinoamericanos a conferencias y en viajes personales. Pero ahora, como economista, déjame decir esto:

Primero, China y los países latinoamericanos deben unir sus manos para consolidar el consenso sobre el desarrollo común ampliando el comercio en las dos direcciones. Pienso que serían muy deseables más acuerdos de libre comercio. Los países latinoamericanos se las deben arreglar para producir más bienes y servicios transables que se puedan mercadear aquí en China. Y deberían identificar más industrias para producir bienes para China. Ahora, debo agregar que ambos lados deben unir sus manos para promover los productos latinoamericanos, facilitar las condiciones para que los consumidores chinos entiendan, acepten y les gusten los productos razonables. Los fabricantes latinoamericanos deben observar también las normas internacionales. No quiero esconder el hecho de que mis compatriotas están malacostumbrados con los productos y servicios occidentales; solo buscan las marcas y bienes de calidad.

En segundo lugar, ambos lados deberían basarse en las relaciones políticas amistosas, para fomentar la inversión en las dos direcciones, lo cual yo creo que serían las medidas inmediatas para reducir el déficit comercial del lado latinoamericano. En este sentido, los gobiernos de ambos lados deberían alentar el establecimiento de parques industriales, para que los industriales de ambos lados puedan encontrar facilidades para establecer líneas de producción y cadenas de servicios en los mercados del otro lado. Hasta ahí, Dennis.

Ah, y creo que tengo otro punto que compartir. En tercer lugar, ambos lados deberían identificar más áreas de cooperación. Yo creo que la conectividad mutua continental es el punto óptimo para empezar.

Como diplomático, como ya dije, yo viajé a unos diez países latinoamericanos, y yo sé que algunos países realmente necesitan el mantenimiento y la construcción de una red de transporte nacional, y hay una clara carencia de redes continentales, lo cual se ha convertido en el verdadero cuello de botella para la realización del sueño del rejuvenecimiento continental.

En ese sentido, ambos lados deben basarse en los mecanismos de diálogo y cooperación bilaterales y regionales existentes entre China y los países latinoamericanos. Por último, pero no menos importante, ambas partes deberían trabajar juntos para facilitar las condiciones de los pueblos de ambos lados para que se visiten mudamente, que se vean los unos a los otros, y que se entiendan unos a otros. Esto, simplemente porque ellos son la verdadera fuerza para una cooperación más estrecha entre nuestros dos lados. Hasta ahí, Dennis.

SMALL: Sí, gracias. Pienso que su referencia a la conectividad mutua continental encuentra gran receptividad en muchos países de Sudamérica, porque el tema de la infraestructura, y en particular la idea de un ferrocarril transcontinental que China ayudaría a construir, es algo que es de gran interés para mucho países y gente con las que he hablado.

Ahora, quiero pasar a hacerle una pregunta muy directa, si me permite, que estoy seguro que usted escucha constantemente (aunque quizás solo en voz muy baja). La pregunta es: ¿Cuáles son los verdaderos motivos de China? Los medios de comunicación occidentales han trabajado horas extras para tratar de convencer a sus lectores de que China tiene motivos ocultos, ¡y hasta oscuros! Así que, por favor ¿podría abordar esta cuestión para el público presente?

DR. LIU YOUFA: Seguro, Dennis. Como economista, permíteme ser también muy directo en esto. Primero, China ha estado buscando las formas y medios para un desarrollo pacífico. China lo dice, y lo hace, lo está haciendo. En ese sentido, China ha venido conduciendo sus relaciones con los países latinoamericanos de acuerdo a las normas internacionales, y también en consulta con los países pertinentes sobre en igualdad de condiciones, y con el consentimiento de los socios pertinentes. Ahora bien, China se ha hecho miembro de la OMC; por lo tanto, China ha estado firmando acuerdos comerciales con países latinoamericanos sobre la base de un resultado en que todos ganan, ¡que no tiene nada de oscuro en ningún sentido!

Actualmente China está al encuentro de los países latinoamericanos en términos de cooperación industrial, mediante los cuales China quiere ofrecer apoyo financiero y tecnológico a los socios pertinentes, a fin de ayudar a los demás a acelerar la construcción de la red de infraestructura, en especial, como lo hablábamos hace unos minutos, el ferrocarril transpacífico, para conectar los mercados industriales de los países del continente, para aumentar la escala de sus economías, y para mejorar su productividad y su competitividad, y para aumentar sus exportaciones a China. ¿Pero que tiene de malo esto?

En segundo lugar, China y la mayoría de los países latinoamericanos se hallan en la fase posterior al despegue, en términos del desarrollo económico y social, lo cual requiere que amplíen sus fronteras económicas a través de sus fronteras tradicionales. Sin embargo, lo hemos estado hacienda con relación al comercio, déjame subrayarlo, y de acuerdo con los principios del beneficio mutuo, China nunca ha exigido condiciones unilaterales en nada entre China y los países latinoamericanos. Pueden ir y verificar el historial de esto.

Así que, me gustaría sugerir a mis amigos de los medios de occidente, esta vez utilizando esta plataforma, quiero decir esto: Los medios informativos también deben observar los principios de la integridad profesional. Los corresponsales y comentaristas de asuntos políticos pertinentes, así como las instituciones informativas, todavía no han aprendido a buscar la verdad en los hechos. Todos los han hecho. La mentalidad de la "guerra fría", como yo lo llamo, no hará nada para fomentar las relaciones saludables entre China y América Latina.

PREGUNTA 5: Gracias por su respuesta muy franca y útil a esa pregunta. Y usted se refirió a la orientación de China de tener una perspectiva de “todos ganan”, a diferencia de la doctrina de la geopolítica que en realidad ha dominado buena parte del mundo por siglos. Como usted sabe, muchos países de Sudamérica también han sido víctimas de tal geopolítica, incluyendo guerras patrocinadas por potencias extranjeras, y están tratando de resolver ese legado a la vez que avanzan en el siglo 21. Así que, si nos puede dar un sentido más a fondo del concepto de “todos ganan”, se lo agradecería.

LIU YOUFA: Bueno, Dennis, este es un tema enorme, que probablemente tomaría unas tres horas para responderlo. Déjame hacerlo en dos minutos, si me permites.

Estoy seguro de que te refieres a la estrategia de “Un cinturón, una ruta” que propone mi Presidente, el señor Xi Jinping. Déjame decirlo brevemente:

La esencia pura de esta estrategia de “Un cinturón, una ruta” es representar los recientes esfuerzos de China para emprender una vía de desarrollo pacífica, sus esfuerzos para combinarse con la necesaria economía mundial, en línea con las reglas del juego internacionales, para procurar el desarrollo común con una cooperación más estrecha en términos de comercio, inversión, cooperación industrial, transferencia tecnológica, así como la mayor cooperación en términos del desarrollo de los recursos humanos. En ese sentido, China ha hecho avances a través de los acuerdos pre-comerciales entre China y la ASEAN [Asociación de Naciones del Sudeste Asiático], como sabes; la Organización de Cooperación de Shangai, los BRICS; la asociación estratégica con Rusia y las de Europa central, Asia central, el Medio Oriente y el Sur de Asia, así como las de América Latina. Estos mecanismos de cooperación bilateral, regional y multilateral, estoy seguro que eventualmente transformarán a China y a los países pertinentes en una comunidad de intereses de desarrollo común, así como la comunidad de gobiernos destinados que ayudarán a los países respectivos a salvaguardar sus intereses comunes, y a ampliar el estado internacional para su desarrollo común.

Y en segundo lugar, la visión del Presidente Xi Jinping para “Un cinturón, una ruta” permitirá a los países involucrados a crear una red tridimensional y en últimas una red de transporte que ayudaría a conectarlos a través de la tierra, el aire y el mar. Esto facilitaría las condiciones para la conectividad mutua de los factores de producción, ayudaría a acelerar el libre tránsito de bienes y servicios, y ayudaría a fomentar las inversiones en las dos vías, y ayudaría a fomentar la cooperación industrial.

En tercer lugar, el Presidente Xi ha permitido que se materialicen varias plataformas financieras. Quizás han oído de éstas, como el AIIB [Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura], el Fondo de la Ruta de la Seda, el Fondo de Desarrollo de la Organización de Cooperación de Shangai, y el Banco de Desarrollo de la Organización de Cooperación de Shangai. Estas instituciones financieras ayudarían a los países en desarrollo para avanzar y acelerar la construcción de proyectos posibles, lo cual se basarían en acuerdos mutuos y en beneficios mutuos.

Cuarto, se están construyendo diferentes partes logísticas en toda la región para apoyar la iniciativa de “Un cinturón, una ruta“. Tenemos que China ha propuesto bastantes zonas de libre comercio, parques industriales, a lo largo de “Un cinturón, una ruta”, y esos parques industriales y zonas de libre comercio eventualmente producirán los dividendos económicos que compartirán todos los países que van a participar en su construcción. Y esto va a ayudar a fomentar el progreso social, la estabilidad política y la seguridad en general en la región.

Antes de concluir mi respuesta a tu pregunta, Dennis, déjame subrayar que la visión de “Un cinturón, una ruta” no es solo un concepto estratégico para el gran rejuvenecimiento del sueño chino; sino que también es una plataforma provechosa para la prosperidad común de los países sobre la ruta propuesta, y una combinación orgánica del sueño chino con los sueños de todos estos socios. Hasta ahí, Dennis.

SMALL: Gracias por su resumen de lo que, como dijo, es una discusión que merece tres horas, en unos cuantos minutos. Se le agradece. Y finalmente, para concluir, como última pregunta quería ver si usted tiene algo adicional que le gustaría aportar, ya sea para nuestro público inmediato en Lima hoy, o para quienes, en otros países, verán una versión grabada de esta videoconferencia.

DR. LIU YOUFA: Si, estoy de acuerdo con tu pregunta. Pero considerando la limitación de tiempo, déjame ser breve.

Hay un dicho en ingles que dice: “Se necesitan dos para el tango". Dado que en “Un cinturón, una ruta” participarán más de solo dos países en toda la ruta, va a ser un baile de tap en grupo, lo cual tomará aportes y planes coordinados y esfuerzos coordinados de todo los participantes a lo largo de “Un cinturón, una ruta”. Y eso incluye los gobiernos respectivos, las industrias respectivas y las empresas de desarrollo y a todas las sociedades civiles, así como el pueblo en general. Bueno, China ha tomado la iniciativa, y ha saltado al escenario; y ahora yo creo que es cuestión de que los gobiernos, los industriales y todos los pueblos de América Latina vengan y respondan a la invitación, para que tengamos un bonito baile de tap en grupo, para realizar nuestros sueños comunes de relaciones bilaterales sustentables, y la realización de nuestro sueño común de una buena economía, una buena vida para el pueblo, y un buen sueño de nuestro rejuvenecimiento nacional. Gracias, Dennis.

SMALL Muchas gracias, Dr. Liu Youfa, por sus acuciosos comentarios, que hemos escuchado con mucha atención. Esperamos poder seguir discutiendo estas cuestiones con usted. Muchas gracias.

DR. LIU YOUFA: Definitivamente. Bueno, adiós.