El ferrocarril transcontinental es el centro de la visita del Primer Ministro de China a Brasil

18 de may de 2015

18 de mayo de 2015 — Se espera que la visita del primer ministro chino, Li Kequiang, a Brasil esta semana resulte en acuerdos de unos $50,000 millones de dólares en nuevos proyectos de inversión entre las dos naciones, en donde la principal prioridad sería un acuerdo para preparar el estudio de factibilidad para la construcción de un ferrocarril transcontinental que conectaría a Brasil con un puerto peruano en el Pacífico.

José Grasa Lima, el funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil que está a cargo de las relaciones con Asia es quien dio la cifra de $50,000 millones. Asimismo, declaró que Brasil espera "resultados muy interesantes de esta visita".

"El Primer Ministro de China viene a Brasil a hablar sobre ferrocarriles", informó la agencia china Xinhua en un cable en portugués, en donde destaca el interés de China en el proyecto del ferrocarril transcontinental. El embajador de China en Brasil, Li Jinzhang, le dijo a Xinhua que China ha iniciado una fase más avanzada de industrialización y que esto se complementa con las necesidades de Brasil: "Brasil es una economía emergente muy importante con un gran potencial, con un enorme territorio y una riqueza de recursos... Luego de alcanzar el fin del ciclo de la prosperidad con las materias primas, Brasil enfrenta también el reto de reajustar su estrategia de desarrollo económico. Yo creo que en el futuro, los dos países van a reforzar la cooperación en la capacidad de producción en campos tales como la infraestructura, la logística, la energía, minería y manufacturas, con base al beneficio mutuo y al interés compartido", señaló el embajador.

Brasil necesita una inyección de ese optimismo cordial chino, dado que se encuentra inundado de la mentira insistente de que la Presidente Dilma Rousseff no tiene más opción que someterse al plan monetarista del moribundo sistema transatlántico, a las privatizaciones y la austeridad, cuando se reúna con Obama el próximo 30 de junio en Washington.

Theotonio dos Santos, uno de los respetados economistas nacionalistas veteranos del Brasil, mostró una chispa de lo que puede ofrecer la visita de China, en una entrevista con el noticiero de Rusia, Sputnik, publicado el pasado viernes 15. Vean como China utiliza sus reservas monetarias "para crear una economía mundial que sirve no solo a las necesidades chinas, sino que sirve también al desarrollo planetario", dijo. "Esto es del interés de China y es también nuestro interés".

En la década de 1990, Brasil y China firmaron un acuerdo de cooperación tecnológica centrado en el espacio, señaló dos Santos. "Estábamos más o menos al mismo nivel de desarrollo de China en ese momento. Desde entonces, Brasil no ha lanzado ni siquiera un cohete, mientras que China tiene ahora una estación espacial, con científicos chinos que trabajan y estudian no solo nuestro planeta, sino también el universo. Esto demuestra la diferencia entre las políticas que se siguen en China y aquí". Hay muchas quejas en Brasil de que solo exportamos materias primas a China, señaló. Claro que sí, ellos necesitan muchas materias primas, pero China busca también firmar acuerdos de alta tecnología con nosotros, de interés común con nosotros.