Obama y su gran provocación bélica contra China en el Mar del Sur de China, tiene a CNN amenazando con guerra

22 de may de 2015

22 de mayo de 2015 — Un Poseidón P8-A, el avión más sofisticado de guerra antisubmarinos y de inteligencia de señales de la Armada estadounidense, transportó el jueves 21 a un equipo de la cadena televisiva CNN en un vuelo en torno a las islas Spratly y Nansha ocupadas y administradas por China, en una provocación más para cumplir con la amenaza de Obama (anunciada la semana pasada por el Secretario de la Defensa Ash Carter) de enviar aviones y barcos de combate dentro de la zona territorial de 12 millas en torno al territorio administrado por China. La Armada de China le hizo ocho advertencias distintas al avión que se aproximaba a la "zona de alerta militar" de China para que se "saliera de inmediato", advertencias que fueron grabadas y transmitidas por CNN. La tripulación del P8 respondió que ellos estaban en aguas internacionales. Un avión comercial que pasaba por ahí escuchó la advertencia y preguntó qué estaba sucediendo, a lo cual los chinos les dijeron que ellos estaban bien, según CNN.

La posición de EU es que no se pueden reconocer como aguas territoriales la extensión de las islas por medios artificiales a partir de los arrecifes, en referencia a la Convención de la ONU sobre el Derecho de los Mares (UNCLOS por siglas en inglés) -a pesar de que EU se negó a firmarla.

El reportero de CNN Jim Sciutto dijo desde el avión que la Armada les había concedido "acceso exclusivo" y que ésta era la primera vez que se le había permitido a periodistas acompañar un vuelo operativo de una aeronave vanguardista como el P8-A, dejando en claro que la intención era informarle al mundo que EU estaba amenazando con guerra a China si ellos continua construyendo sobre los arrecifes.

Sciutto dijo en la cobertura en vivo en CNN que la construcción de islas a partir de arrecifes por parte de China era parte de los esfuerzos chinos por "desafiar el dominio de Estados Unidos en la región" junto con los actos supuestamente amenazantes de construir un portaviones, MIRVing con misiles, construir misiles que pueden destruir un portaviones y —horror de horrores— "construir bases militares fuera de sus costas". Esto, dijo, Estados Unidos considera que es "un paso que va demasiado lejos".

No está claro qué tan cerca de las islas llegó realmente el P8, aunque CNN le recuerda a sus escuchas que la Casa Blanca está decidiendo ahora si envía o no aviones y barcos militares dentro del límite de las 12 millas en torno a las islas, desafiando la presencia china.

Si no sacamos a Obama, esa medida es posible en cualquier momento.