Modi sostuvo la primera ronda de pláticas con el Presidente Xi en Xi'an, ciudad natal del anfitrión

15 de may de 2015

15 de mayo de 2015 –Este jueves 14 llegó el primer ministro de India, Narendra Modi, a Xi'an, ciudad natal del Presidente Xi Jinping, para una visita de tres días (del 14 al 16 de mayo) a China; a su llegada, Modi se reunió durante 90 minutos con el Presidente chino. Los dos van a sostener conversaciones posteriores el 15 y 16 de mayo en Pekín y Shangai. Según el Secretario de Relaciones Exteriores de India, S. Jaishankar, quien acompaña a Modi, los dos dirigentes analizaron varios aspectos de temas bilaterales, regionales y globales.

"Esta es la primera vez que soy el anfitrión de un líder extranjero en mi ciudad natal y espero que tenga una estancia feliz" le dijo Xi a Modi antes de la reunión de hoy. Xi'an es la capital de la provincia de Shaanxi. Cuando el Presidente Xi estuvo en India en septiembre pasado, fue recibido por Modi en su ciudad natal de Vadnagar, en el estado de Gujarat.

Mientras tanto, el diario estatal chino de circulación internacional, Global Times, publicó un artículo hoy en donde promueve una cooperación más estrecha entre las dos naciones: "Cualquiera con algún conocimiento geopolítico, entiende cuales son los cambios revolucionarios que podrían suceder en el panorama político y económico en Asia, si China e India pueden unir sus fuerzas para avanzar. Pero la gente también está consciente de que pareciera que siempre falta confianza mutua entre el dragón y el elefante".

Como señal de la cooperación creciente entre ambas naciones, el diario Economic Times de India informó que India y China han acordado presentar una postura unificada sobre la seguridad alimentaria ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), un tema que es fundamental para ambas naciones. Se espera que la visita del primer ministro Narendra Modi a China dé como resultado un pacto de cooperación sobre temas de la OMC.

India bloqueó la adopción del pacto sobre agilización comercial en julio pasado, a pesar de las fuertes críticas. India ha insistido en su derecho a almacenar alimentos para su población, algo que cualquier gobierno sensato ha hecho, desde los tiempos bíblicos de José, cuando fue consejero del al Faraón de Egipto, pero que los genocidas desquiciados de la Organización Mundial de Comercio insisten en prohibir. Sin embargo, en ese entonces, India no recibió el respaldo de China ni de ninguna otra de las naciones del G-33, ni siquiera de Indonesia.