La Presidente de Argentina en Moscú: "Lo importante no es ser un imperio, sino una nación"

25 de abril de 2015

25 de abril de 2015— Antes de salir de Moscú de regreso a su país, al término de su visita de Estado de dos días, la Presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner sostuvo un intercambio con la prensa, en donde comentó sobre su visita al Museo de Historia Rusa y la muestra especial para conmemorar el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Como parte de esa muestra, Fernández señaló que vio una espada que había pertenecido a Hitler, que tenía escrita la leyenda "El Forjador de un Imperio". La Presidente de Argentina comentó al respecto que "lo importante no es ser un imperio, sino una nación".

"Y aquí quiero destacar como ciudadana del mundo, no ya como presidenta de la República, como ciudadana universal", dijo en una entrevista con RT, "el aporte invalorable que tuvo el Ejército Soviético en la lucha y en la derrota del nazismo y del fascismo. Creo que es importante este reconocimiento que debemos hacer a una nación que perdió 27 millones de vidas, entre soldados y población civil, en la lucha contra el nazismo y el fascismo".

Fernández también echo por tierra la idea propagada por Obama y sus amos imperiales, de que Rusia constituye una amenaza a Occidente. El problema, le dijo ella a RT, es que hay gente que quedó atrapada "en una lógica binaria, una lógica donde siempre hay que tener un enemigo o un adversario para poder existir o para poder dominar. Me parece que esta lógica binaria de amigo-enemigo se tiene que terminar en el mundo, porque además conduce a situaciones francamente insostenibles".

Por eso mismo, recalcó la Presidente Fernández, "con el Presidente Putin hemos firmado esta declaración donde sostenemos el diálogo, a la política, a la diplomacia, a la multilateralidad, y a la ONU como el único camino para suspender y fundamentalmente resolver los conflictos". Atacó asimismo la mentada teoría del "fin de la historia" que se inventó luego de la caída del Muro de Berlín: "La historia nunca se acaba, la historia siempre sigue, cambia... Con nuevos protagonistas, nuevas historias y nuevas realidades, y yo creo que Rusia es un actor a nivel global, a nivel mundial, bueno, insoslayable. Y no veo por qué no podemos tener relaciones con él... Plantear a Rusia como un peligro, me parece absurdo". También condenó las sanciones de Occidente contra Rusia, "porque no llevan a ningún lado".

Si Argentina utilizara la misma lógica de algunos gobiernos occidentales, señaló, considerando que Estados Unidos es el segundo inversor más grande en Argentina, donde 100 de las 500 empresas más importantes de Estados Unidos están representadas en el país, "alguien podría ponerse más nervioso de tener tantos norteamericanos en su país, sobre todo con las cosas que pasan en el mundo, ¿no?"