Solo un nuevo paradigma puede salvar a la humanidad de una triple amenaza

24 de octubre de 2014

24 de octubre de 2014 — La conferencia del 30 aniversario del Instituto Schiller que se llevó a cabo el pasado sábado 18 en la cercanía de Fráncfort, Alemania, fue un evento histórico que presentó una mirada hacia la necesidad urgente de un "Nuevo Paradigma" para la humanidad, basado en una colaboración sin precedentes entre naciones soberanas para abordar la crisis que enfrenta la humanidad, la cual ninguna nación sola ni un pequeño grupo de naciones puede resolver por si mismas. El tejido mismo de la civilización se está desbaratando, y la conmoción consecuencia de esa desintegración acelerada forzar la transformación necesaria del modo de pensar.

Las lecciones que surgen de la Conferencia del Instituto Schiller se tienen que aplicar de inmediato a las tres crisis que pueden hundir al planeta en una Nueva Era de Tinieblas peor que los horrores que sufrió Europa en el siglo 14. Este fue el mensaje que transmitió Helga Zepp-LaRouche, fundadora y presidenta del Instituto Schiller, en sus comentarios a sus colegas el jueves 23. Esos comentarios reproducen el espíritu del evento del fin de semana y del comunicado que fue aprobado de manera unánime en la sesión final.

Cada una de las crisis existenciales requiere de un nivel de cooperación que no tiene precedentes entre los Estados nacionales más prominentes, como Estados Unidos, Rusia, China e India.

La primera crisis es la epidemia del Ébola, enfermedad que en África occidental ya ha matado a decenas de miles de personas y que está a punto de salir de sus límites de contención geográficos. El único modo en que se puede derrotar al Ébola es que todas las naciones más destacadas del planeta trabajen como una, para llevar a cabo una tarea inmediata unificada, de tipo militar-gubernamental, de salud pública y de investigación biomédica. La organización Doctores sin Fronteras ha solicitado el envío de decenas de miles de camas de hospital para las instalaciones dedicadas a la cuarentena, para detener la propagación del Ébola. Se tiene que tender un puente aéreo para llevar con urgencia esta misma semana, a las zonas de riesgo, suministros de alimentos para evitar una crisis de refugiados a consecuencia de la hambruna. En Liberia, ya una instalación de cuarentena enfrenta una crisis semejante debido a la falta de alimentos.

Se requiere un esfuerzo único internacional coordinado, de hecho, la creación de un nuevo grupo de tarea permanente patrocinado por las Naciones Unidas para combatir los brotes de enfermedades mortales, comenzando con la actual crisis del Ébola. Parte de este esfuerzo debe incluir la ejecución de un Proyecto Manhattan internacional para desarrollar, probar y producir masivamente vacunas contra el Ébola, tan pronto como sea humanamente posible.

Un "Nuevo Paradigma" similar de cooperación genuina se necesita para derrotar el Estado Islámico (EI) y otros movimientos bárbaros similares típico de una Era de Tinieblas. Como en el caso de la guerra contra el Ébola, El EI no lo puede derrotar un grupo selecto de naciones. Si el EI triunfa en Iraq y en Siria, se sabe que los próximos objetivos serán Rusia y China. Los chechenios y los uigures forman una parte significativa de las fuerzas militares del EI, y algunos de los principales altos mandos militares del EI vienen de las guerras del Cáucaso de la década de 1990. Ellos han jurado llevar su guerra yijadista de nuevo a tierras rusas, así como una gran cantidad de los uigures radicales que se han unido al EI tienen la intención de llevar su guerra al suelo chino, el cual ellos llaman el Turquestán Oriental.

A menos que Rusia, China, Irán y Siria sean incorporados plenamente en esta pelea para derrotar al Estado Islámico, no puede asegurarse la victoria.

La tercera amenaza grave contra la humanidad es la desintegración inminente del sistema financiero transatlántico. Hoy viernes, le darán a los bancos europeos demasiado grandes para quebrar las "boletas de calificaciones" sobre las pruebas de estrés hechas por el Banco Central Europeo. Según todas las normativas sensatas todos los bancos deberían reprobar esta prueba, y esto solo podría ser el detonante para el desplome inmediato de todo el sistema.

Las acciones que han tomado las naciones del BRICS ya han creado la posibilidad para salir de esta calamidad financiera, a lo cual se debe ahora agregar el reestablecimiento de la ley Glass-Steagall, para instituir de nuevo la separación bancaria, lo cual se ha debatido ampliamente en Estados Unidos y en Europa desde que la crisis hizo erupción inicial en el 2007.

Todos estos pasos decisivos pueden y deben comenzar a darse de inmediato. Para que esto sea así, tiene que suceder un cambio fundamental en la manera de pensar entre los líderes mundiales y entre los ciudadanos del mundo. Solo un Nuevo Paradigma en el pensamiento como ese, puede salvar a la humanidad en estas horas tardías de la misma combinación de guerras fuera de control, bancarrota financiera y la erupción de una Peste Negra descontrolada como la que devastó gran parte de Europa en el siglo 14.