Nuevos descubrimientos en el sistema solar

15 de abril de 2015

15 de abril de 2015 — La variedad de naves espaciales que están explorando actualmente los confines cercano y lejano del sistema solar están enviando de regreso nuevos descubrimientos, que desafían los conceptos sostenidos por mucho tiempo sobre cómo ha evolucionado y se ha desarrollado el ambiente alrededor de la Tierra.

** La Luna. Los científicos chinos han revelado datos adicionales de las exploraciones del robot Yutu sobre la Luna. A pesar de que la pequeña nave espacial no ha podido explorar, su radar capaz de penetrar en la tierra sigue recolectando información. Un artículo en los Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos informa que, a pesar de que antes de creía que la Luna ha estado inactiva geológicamente en los últimos 3,100 millones de años, hace alrededor de 2,500 millones de años ocurrió una gran erupción volcánica. "Es como si un anciano en silla de ruedas pudiera haber podido correr de nuevo" fue la descripción poética de un investigador del Instituto de Geología y Geofísica en la Academia de Ciencias de China. El radar de Yutu pudo "ver" estratos de basalto volcánico en las profundidades por debajo de la superficie lo que indicaba la actividad geológica más reciente.

* Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Nuevos resultados de la nave espacial Rosetta y el aterrizador Philae (o Filé), en donde se describen la propiedades magnéticas del cometa, indican que el núcleo del cometa no está magnetizado. Los científicos creen que los campos magnéticos que entretejían el disco protoplanetario pudieron haber tenido un papel importante en aglutinar el polvo primordial para unirlo y formar cuerpos más grandes. Pero no está claro cómo eran después los campos magnéticos cruciales, cuando se cree que la gravedad dominaba el proceso. Debido a que Philae rebotó tres veces antes de entrar en receso, la información sobre los campos magnéticos se recopiló en cuatro puntos diferentes y en diferentes altitudes. La conclusión es que el pequeño campo magnético detectado de Philae no provenía del núcleo del cometa, sino del viento solar, lo que ayuda a clarificar la evolución del cuerpo del sistema solar.

* Ceres. En vez de ser un cuerpo que se creo en las etapas iniciales más activas de la formación del Sistema Solar, pero que desde entonces ha estado inerte, el equipo científico de la nave espacial Dawn anunció ayer que había llegado a lla conclusión de que, a pesar de que Ceres ha sido considerado un asteroide grande, en realidad estuvo activo geológicamente, como los planetas. Recientemente se observaron dos puntos blancos en Ceres, que parecen ser un punto caliente y otro frío, junto con otros rasgos característicos que no se encuentran en los asteroides. Chris Russell, el principal investigador de la misión, dijo que "este planeta enano no fue solo una roca inerte durante toda su historia. Estuvo activo, con procesos que dieron como resultado materiales diferentes en regiones diferentes". En la medida en que se aproxima Dawn se sabrán más cosas.

* Marte. Más cerca de casa, el robot Curiosity ha hecho descubrimientos sorprendentes, reivindicando las teorías que habían planteado algunos científicos, sobre la presencia de agua en su forma líquida en Marte. Curiosity encontró que se pueden formar y evaporar estratos delgados de agua muy salada frecuentemente sobre la superficie de Marte. La sal en el agua puede reducir el punto de congelamiento en más de 70 grados, explican los científicos. Las sales de perclorato, que se han encontrado en Marte, pueden absorber vapor de agua de la atmósfera y convertirla en líquido salobre. Bajo ciertas condiciones es posible el agua en forma líquida, y de los estudios sobre los datos meteorológicos que ha enviado de regreso Curiosity, han podido determinar que dichas condiciones ocurren todos los días durante el invierno y la primavera. Estos hallazgos pudieran tener implicaciones para plantear la posibilidad de vida en Marte.