Líderes de Iberoamérica le recuerdan a Obama los principios del Sistema Americano

14 de abril de 2015

12 de abril de 2015 — Es revelador que en la Cumbre de las Américas que se llevó a cabo en Panamá los días 11 y 12 de abril, los Presidentes de Ecuador y Argentina, Rafael Correa y Cristina Fernández de Kirchner respectivamente, tuvieron que recordarle a Barack Obama los principios en los que se sustenta el Sistema Americano, que el Presidente de Estados Unidos controlado por el imperio británico ha pisoteado repetidamente.

En su discurso en la sesión plenaria del 11 de abril, el Presidente Rafael Correa le dio la vuelta a la cuestión de los derechos humanos, sobre los cuales Obama estuvo insistiendo una y otra vez, al leer el segundo párrafo de la Declaración de Independencia de Estados Unidos, que Correa describió como "el documento más bello en la historia". Este párrafo contiene un verdadero concepto de los derechos humanos, dijo, que dice "que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad". Luego señaló la ironía de que Thomas Jefferson, autor de la Declaración, "era propietario de centenas de esclavos", y que tomó casi dos siglos más antes de que a los negros les reconocieran sus derechos en Estados Unidos.

Y qué hay sobre la libertad de prensa, preguntó Correa, señalando que cuando él ha peleado contra los grandes monopolios de los medios de comunicación y los grupos financieros que los controlan, Obama lo ha acusado de "dividir" a su país. A Abraham Lincoln también lo acusaron de lo mismo, afirmó. Lo tildaron de "tirano", lo llamaron "déspota" y "fanático", por su "noble lucha por la abolición de la esclavitud... Lean lo que decían los medios esclavista de aquel entonces" sobre sus ataques a Lincoln, y "aprendamos algo de la historia", subrayó Correa.

En su discurso, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, también mencionó que el "fundador del Partido Republicano, gran patriota al que hizo mención mi querido amigo el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, gran estadista que por suerte pudo ganar la Guerra de Secesión, que fue además el basamento de la grandeza de los Estados Unidos, porque no fue la Cabaña del Tío Tom la que lo movilizó a Abraham Lincoln a pelear en la abolición de la esclavitud, es que quería a los negros, en lugar de trabajar en las plantaciones, trabajando en las fábricas, produciendo valor agregado para hacer un gran país".

Fernández fustigó a Obama por decir que él no está interesado en estudiar historia (Obama había dicho que "no estoy interesado en tener peleas que sucedieron antes de que yo naciera"). Que pena, dijo la Presidenta Fernández. La historia, agregó "a mí me encanta, fundamentalmente porque, además, me ayuda a comprender lo que pasa, lo que pasó, por qué pasó, y fundamentalmente a prevenir lo que pueda llegar a pasar [en el futuro]. Porque la Historia enseña, no para recordarla y autoflagelarnos, o como un ejercicio de masoquismo, sino simplemente para entender por qué pasaron las cosas... No le tengamos miedo a la historia... aprendamos de la Historia".