Prominentes ingenieros de la NASA contemplan misiones lunares, por debajo del radar de Otama

6 de abril de 2015

6 de abril de 2015 — A pesar de que el Presidente Obama canceló el programa Constellation en el 2010, que giraba en torno a regresar a la Luna, los ingenieros de la NASA siguen con un perfil bajo desarrollando programas de tecnología lunar por debajo del radar, como son las pruebas de nuevos módulos de aterrizaje, esperando a que la opción lunar vuelva a ser "políticamente más aceptable", como lo describió ayer Eric Berger en el diario Houston Chronicle.

Berger informa que ahora el liderato de alto nivel, como Bill Gerstenmaier, jefe de exploraciones humanas de la NASA, está dando los primeros pasos tentativos para que se empiece a discutir públicamente por qué las misiones tripuladas a la Luna deben llevarse a cabo antes de Marte. La propuesta de la NASA de usar la Luna como trampolín para posteriores exploraciones humanas, se va a presentar como una "campaña que evolucione hacia la exploración de Marte", informa Berger. Obama ha propuesto que en vez de regresar a la Luna, la NASA lleve a cabo encuentros robóticos con un asteroide, transporten una parte de éste a la órbita lunar y que los astronautas después vayan a picarlo. Esta misión reorientada hacia los asteroides, que no significa nada más que gasto de tiempo y recursos, y pone en riesgo las vidas de los astronautas, no ha cosechado apoyo en la comunidad científica ni en el Congreso. Internacionalmente, ninguna otra agencia espacial ni siquiera ha hecho comentarios al respecto.

Los informes del Consejo Nacional de Investigación y varios equipos de peritos han calificado las misiones tripuladas a Marte de Obama en el 2030 como imposibles, y sugieren que EU se una a otras naciones en el mundo que están explorando el espacio y regresen a la Luna, primero. Gerstenmaier, en un correo electrónico contestando las preguntas de Berger, dijo que la NASA no ha definido cómo va a llegar a Marte y que "los recursos que hay en la Luna [agua de hielo, oxigeno e hidrógeno blandos] podrían ser extremadamente benéficos para las misiones a Marte".

Como se reconoce ampliamente, China es quien lleva la iniciativa sobre las exploraciones lunares, con la perspectiva de crear un futuro en donde la humanidad explore y desarrolle organismos y recursos extraterrestres y lleve a cabo investigaciones científicas sobre el sistema solar.