La Presidenta argentina denuncia la burbuja especulativa global encima de la economía global

4 de marzo de 2015

4 de marzo de 2015 — En su discurso de apertura de la 133ra Sesión Ordinaria del Congreso Nacional el 1 de marzo, la Presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kichner destacó la enorme deuda especulativa global que carga encima la economía global, cuyo crecimiento se vio avivado por la política desquiciada de los rescates bancarios que se suscitaron después del crac financiero del 2008.

Por ejemplo, dijo, en el 2014 la deuda global creció en un 286% en relación al PNB, según un informe de la firma McKinsey. ¿Qué significa esto? "El mundo debe casi tres veces más de lo que produce en bienes y servicios en su totalidad" dijo.

Durante el año 2014, observó, "numerosos dirigentes internacionales, presidentes, organismos multilaterales de crédito y organismos multilaterales en general, auguraban que el 2014 iba a ser un año donde culminara, terminara la crisis iniciada por la caída de Lehman Brothers en el 2008. Nada de eso sucedió. Al contrario, creció el endeudamiento de los países, y lo que nos dijeron, que el año 2008 era solamente una crisis acotada a Estados Unidos por sus hipotecas y por la caída de sus bancos, y que se solucionaba fondeando precisamente a esos bancos. No fue así".

Lo que ocurrió, continuó, es que "se comenzó a extender la crisis financiera como una mancha de aceite y también se extendió a Europa. El salvataje financiero viene siendo permanente desde el año 2008, pero tal como lo dijimos en cada una de las reuniones del G-20, ese fondeo que se le inyectaba a los bancos en lugar de ir a parar a la economía real, para producir nuevamente bienes y servicios, generar empleos y por lo tanto poder superar la crisis, fue a parar a la banca en las sombras, para nuevos derivados y fundamentalmente a paraísos fiscales".

Tomen como ejemplo el caso del HSBC —el principal banco narcotraficante del imperio británico— dijo la Presidenta argentina, hablando de criminales bancarios. "Tenía miles de millones de dólares de Argentina que habían sido fugados del país a través de la evasión fiscal", destacó, agregando que, como anunciaron recientemente investigadores argentinos, el incendio que se desató hace un año en el depósito de la compañía Iron Mountain en la sección Barracas de Buenos Aires (Iron Mountains es una multinacional que almacena registros confidenciales de bancos y compañías) fue causado intencionalmente y destruyó "la documentación que precisamente probaba el desfalco que se había hecho a las finanzas del Estado".

Para ser muy específicos: las pérdidas en el Iron Mountain fueron de 24,000 cajas de archivos del HSBC, junto con las de varios otros bancos extranjeros.