La Presidenta de Argentina destaca que hay "nuevo actores" y "nuevas alianzas" en el mundo

19 de febrero de 2015

19 de febrero de 2015 — Al inaugurar el reactor nuclear Atucha II- Néstor Kirchner este miércoles 18, el cual ya está en pleno funcionamiento, la Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner dio un mensaje claro a todos aquellos que buscan la destrucción de su nación, recordándoles también que Argentina tiene nuevas "alianzas estratégicas", los BRICS, que abren posibilidades maravillosas de desarrollo futuro.

Hizo sus comentarios unas horas antes de la "marcha del silencio" en memoria del fiscal federal muerto Alberto Nisman, cuyos organizadores pretenden convertir la marcha en un despliegue nacional de oposición a su gobierno.

Fernández le recordó al público el legado de Argentina como nación comprometida con la ciencia y la tecnología, y el compromiso del finado Presidente Néstor Kirchner con la reconstrucción del programa de energía nuclear de Argentina que fue diezmado por los gobiernos manejados por el FMI que le precedieron en su gestión del 2003 al 2007. Denuncio a los intereses "geopolíticos y estratégicos que fueron los que obturaron y clausuraron el proyecto nuclear en la Argentina en los años 90 porque no les interesaba", dijo; "eso es lo que les molesta a algunos" y esos mismos intereses "que quieren que unos estén subordinados y los otros mandarnos, y se enfrentan con gobiernos como éste, que no permiten que nadie le marque la cancha. Este es el problema".

Sin mencionar nunca a Nisman, advirtió que "hoy se mueven en el mundo fuerzas que están a la vista de todo el mundo y que pretenden instalar conflictos donde no lo están", —en referencia a Estados Unidos e Israel aunque sin mencionarlos— quienes, dijo, están usando a Argentina en su juego geopolítico en torno al caso Nisman para sus propios propósitos, tratando de crear conflicto en torno a temas religiosos y de etnias, donde no los hay.

Estén alertas, dijo, "que hay un mundo nuevo, que hay actores nuevos y que lejos de ser malo es algo muy bueno para nosotros, porque nos permite tener socios, nos permite dejar de ir siempre de punto. Porque eso es lo que nos proponían siempre, ir de punto y los argentinos estamos cansados de ir de punto, queremos ser banca alguna vez". "Por eso hacemos alianzas estratégicas" dijo en referencia a China. "Nos abrimos a todos y si quieren venir de otros países y de otras potencias, ofreciendo las mismas condiciones de financiamiento, ofreciendo las mismas posibilidades, estamos abiertos a todo el mundo, peo sin imposiciones de nadie".