Denunciante del UBS: HSBC, UBS, JPMorgan y otros dirigen una "industria criminal"

18 de febrero de 2015

18 de febrero de 2015 — Stephanie Gibaud, ex jefa de protocolo en Francia del Banco Unión de Suiza (UBS por siglas en inglés) está colaborando con la agencia fiscal federal de Argentina (AFIP), para revelar los hombres de cientos de argentinos que mantenían cuentas no registradas en el UBS, así como las más de 4,040 que tenía el HSBC de Narcotráfico SA, como parte de un amplio esquema de evasión fiscal y fuga de capitales dirigido en contra del gobierno argentino.

En una entrevista excelente publicada hoy en Tiempo Argentino, Gibaud advierte que "cientos" de bancos hacen exactamente lo mismo que hizo el HSBC, facilitar la creación de miles de cuentas no registradas. "Es un negocio sucio" dijo "hay que entender que nos enfrentamos a una industria criminal".

Gibaud trabaja con el denunciante del HSBC, Herve Falciani, cuya información sobre las operaciones ilegales del banco fueron la base para las recientes revelaciones en Swiss Leaks.

Lo que hizo el HSBC "es un copy/paste de lo que yo viví en el UBS" le dijo Gibaud al periódico argentino. "La opacidad es lo que le permite a esos bancos trabajar con clientes 'inaceptables' y transformarlos en altamente redituables". La creación de cuentas no registradas en bancos como el HSBC, UBS y JPMorgan, para solo nombrar algunos, es algo sumamente redituable, señaló. 'Cientos de bancos han hecho lo mismo, hay muchas más cuentas ilegales", muchas argentinas entre ellas, dijo. "Tienen que entender que es el principal negocio de la banca off shore", le dijo Gibaud a Tiempo Argentino.

Gibaud explicó que en el 2008, ella empezó a darse cuenta que algo olía mal cuando el UBS le dijo que destruyera el contenido de su disco duro en su computadora y todos sus archivos, en donde se incluía nombres de clientes y sus gerentes en Francia, Suiza, Luxemburgo, Bélgica y Mónaco. También se familiarizó con el caso de Bradley Birkenfeld, un empleado del UBS en Estados Unidos que también denunció las operaciones ilegales del banco.

Los esfuerzos de los más altos ejecutivos para echarle la culpa o usar de chivo expiatorio a empleados de más bajo nivel por las acciones ilegales, es "realmente asqueroso" le dijo Gibaud a Tiempo Argentino. Estos ejecutivos "son los que están detrás de las estrategias de los bancos. Ellos son los gerentes de peso". Solo hay un lugar para ellos dijo: "la cárcel".