Las Cuatro Leyes vs la bancarrota del sistema trasatlántico se tratan de manera prominente en la revista Zavtra de Rusia

16 de enero de 2015

16 de enero de 2015 — La edición en circulación del semanario Zavtra de Rusia publica prominentemente un artículo firmado de Paul Gallagher de la EIR, titulado "Los caníbales de Wall Street: la especulación financiera sienta el camino a la guerra". El artículo está ilustrado con una gráfica actualizada de la EIR sobre la acumulación de derivados financieros que sobrepasaron los $2 mil billones de dólares en el 2014 y lo presentan con la siguiente nota editorial:

"Los desplomes interrelacionados de los precios del petróleo a nivel mundial y la tasa de cambio del rublo pudieran dar la impresión de que solo en Rusia todo está mal, o por lo menos está peor que en Europa, para no mencionar a los Estados Unidos. Pero, ¿es así realmente? Este artículo de un analista de la Executive Intelligence Review, fundado por el bien conocido político y economista norteamericano Lyndon LaRouche, discute ciertos procesos negativos fundamentales, que arrojan dudas sobre la economía occidental contemporánea en su conjunto y en particular sobre la economía estadounidense, por sobre todo, debido a la pirámide de obligaciones de deuda, que exceden ahora los $2 mil billones".

El artículo combina un comunicado reciente de LaRouchePAC sobre la quiebra de Wall Street y la City de Londres como motor del peligro de guerra, material de un artículo de Gallagher del 2 de enero sobre "Los precios petroleros y derivados prenden la mecha de la bomba de tiempo de Wall Street" y varias otras notas cortas subsecuentes de la EIR publicadas en LaRouchePAC. Concluye con una actualización de las "Cuatro Leyes Nuevas para salvar a EU ahora" de LaRouche, de junio del 2014. Junto con el artículo de tapa de la edición de fin de año de Zavtra, "LaRouche dice lo que Rusia debe hacer", donde se plantea la necesidad de control de cambio dentro de una economía totalmente hamiltoniana, este artículo ha provocado una marea de traspasos a otros sitios y discusiones en los medios sociales rusos, así como también un incremento en las visitas al portal electrónico en ruso del movimiento de LaRouche, www.larouchepub.com/russian