El ministro de Economía de Argentina: los fondos buitre atacan simultáneamente a Brasil y Argentina para desestabilizarlos

5 de enero de 2015

El ministro de Economía de Argentina advierte: los fondos buitre atacan simultáneamente a Brasil y Argentina para desestabilizarlos

5 de enero de 2015 — El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, alertó en una entrevista publicada el domingo 4 en el diario argentino Página 12 que los fondos buitres, que durante el 2014 intentaron desestabilizar y derrocar al gobierno de Argentina, ahora tienen en la mira al gobierno de Brasil con la misma intención.

Brasil es una de las naciones que integra el grupo BRICS, y el compromiso asumido por la Presidenta Dilma Rousseff de fortalecer su alianza con el naciente paradigma de desarrollo global, tiene a Londres y a Wall Street verdes de la rabia. La Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha alineado su gobierno con el BRICS y las naciones aliadas a este grupo, forjando una fuerte relación particularmente con China y Rusia.

"El ataque simultáneo contra Argentina y Brasil" pretende "generar un descalabro financiero en la región" advirtió Kicillof, como parte de una "estrategia más generalizada que está utilizando la cuestión financiera como campo de batalla contra determinados procesos políticos", es decir, en contra de las políticas de desarrollo de cada gobierno, que son una afrenta para al imperio británico. El ministro señaló que en el 2014 los fondos buitre NML, Ltd. y Aurelius Capital, entre otros, trataron de sabotear la reestructuración de la deuda argentina del 2005 y el 2010, y llevar al país al incumplimiento, para causar así caos político y económico.

Su estrategia fue un fracaso. Pero ahora, Aurelius, ligado al especulador multimillonario Paul Singer, introdujo una demanda en Providence, RI, Estados Unidos, en contra de la compañía petrolera de Brasil, Petrobras, que está enredada en un escándalo de soborno y corrupción, el cual Londres intenta utilizar para desestabilizar y derrocar a Dilma Rousseff, utilizando el hecho de que ella fue presidenta de Petrobras cuando supuestamente ocurrió el hecho de corrupción. Según el Wall Street Journal del 30 de diciembre de 2014, Aurelius afirma que en 90 días desde que terminó el tercer trimestre, Petrobras no ha informado sobre sus ganancias trimestrales, esto debió haber sucedido para el 29 de diciembre, y alega que esto es una violación de los términos de los bonos. Implica que Petrobras planea falsificar su declaración de las ganancias obtenidas, y le pide a los tenedores de los $54 mil millones de dólares en bonos de Petrobras, los cuales se atienen a las leyes de Nueva York, que declaren a la compañía en incumplimiento técnico.

El Wall Street Journal cita a Eleanor Chan, gerente general de Aurelius, quien en una carta dijo "consideramos que los tenedores de bonos deben tomar la precaución de formalizar la noticia de incumplimiento... Los tenedores de bonos no pueden evadir una crisis con solo meter sus cabezas en la arena y aceptar como verdad lo que diga Petrobras". Ahora a Petrobras se le dio como fecha tope el 31 de enero para que de a conocer el estado de ganancias; pero, dijo Kicillof, "estos episodios van a quedar en los anales de cómo se desarrolla una guerra sin armas, desde el terreno judicial y con objetivos políticos".