Mientras que el "planeta del imperio británico" hace implosión, el "planeta de los BRICS" lleva a la humanidad hacia el futuro

2 de enero de 2015

2 de enero de 2015 – Desde el pasado 29 de diciembre, China y Rusia "cambiaron de manera eficaz su comercio con monedas nacionales, utilizando herramientas financieras como permutas y avances, en tanto que procuran reducir la influencia del dólar estadounidense y los riesgos con las divisas extranjeras", informó Russia Today. China ha firmado acuerdos de permuta monetaria con más de 20 países, incluyendo a Rusia (por unos $25 mil millones de dólares). China y Rusia han establecido también un sustituto funcional del sistema interbancario occidental, SWIFT, el cual se espera que esté plenamente en operación para mayo del 2015.

En su economía física, China avanza progresivamente con planes para producir e importar grandes cantidades de mineral de hierro, el insumo fundamental para el acero. Actualmente China produce el 45% del mineral de hierro en el mundo (a una tasa de producción per capita 3.4 veces mayor que el resto del mundo) e importa el 63% de todo el hierro que se comercia en el mundo. Los principales países exportadores son Australia (47% del total mundial) y Brasil (25% del total). El portal especializado Mining.com informa que la contribución de esos dos países a las exportaciones mundiales de mineral de hierro llegará al 79% en 2015, y al 90% para el 2020, muy a pesar de la aguda caída de 40% en el precio mundial del mineral de hierro en el año de 2014.

Es patente que la demanda físico-económica del futuro es lo que guía a los países del BRICS y a sus aliados, y no el movimiento manipulado de los precios.