La crisis petrolera, Royal Dutch Shell y derramamiento de sangre

4 de enero de 2015

3 de enero de 2015 — En el 2008, la Royal Dutch Shell publicó un informe que quizás esté relacionado con la actual situación petrolera, en donde delinean dos escenarios de la perspectiva energética hasta el año 2050. Un escenario, llamado 'Scramble' tiene que ver con enfrentamientos entre Estados nacionales en torno a recursos naturales escasos. Alega que debido a que los gobiernos de esas naciones carecerían del valor suficiente para adoptar medidas antipopulares para reducir la demanda de energía, habría enfrentamientos de uno contra todos. Uno de los resultados sería un aumento en el uso de combustibles como el carbón y el petróleo de esquisto, que la Shell miente diciendo que exacerba el cambio climático, y que va a provocar más enfrentamientos entre "intereses petroleros" e "intereses climáticos y del agua". El otro escenario, 'Blueprint', tiene que ver con un mayor control corporativista global sobre los recursos energéticos, con un enfoque basado en el mercado.

El tema subyacente de ambos es la escasez maltusiana causada por la sobrepoblación y el consumo excesivo y el daño al clima. La introducción del informe está escrita por un ejecutivo de la Shell llamado Jeremy Bentham y el informe fue producido por la unidad de análisis estratégico establecida hace diez años por lord Victor Rothschild. El informe fue señalado por el coronel Larry Wilkerson, en un documental publicado recientemente en RT USA. Wilkerson destacó que ambos escenarios llevan básicamente al mismo lugar, aunque 'Blueprint' involucra menos derramamiento de sangre.