Las pequeñas y medianas empresas alemanas en revuelta contra las sanciones a Rusia

1 de diciembre de 2014

1 de diciembre de 2014 — Destacados funcionarios de las Cámaras de Comercio e Industria (IHK) del este de Alemania se van a reunir en Chemnitz el próximo fin de semana, para discutir como su principal tema, cómo ponerle fin, o por lo menos modificar, la políticas de sanciones contra Rusia. Según una fuente en Magdeburg existe una indignación absoluta entre las cámaras, porque las sanciones están destruyendo las pequeñas y medianas empresas que en el este de Alemania, en general, están mucho más vinculadas con Rusia y por lo tanto mucho más expuestas que las compañías del occidente de Alemania, ante los efectos destructivos de las sanciones.

Los funcionarios están también enfurecidos de que compañías de otros países de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos no siempre se apegan al decreto de sanciones de sus gobiernos y siguen haciendo negocios con Rusia, mientras que el gobierno alemán espera que las compañías alemanas cumplan con el decreto de sanciones, aunque les acarree gran desventaja frente a sus competidores en otros países. Esto tiene que cambiar, insisten las cámaras del este. La fuente consultada se mostró dispuesta a discutir la perspectivas de la Nueva Ruta de la Seda, como una avenida para salirse de la trampa del "asunto ucraniano".

Esto llevó también a discutir con la fuente en Magdeburg, sobre el otro hecho que está afectando a las compañías pequeñas y medianas y es que se siguen recuperando muy lentamente después de la destrucción causada por las enormes inundaciones del río Elba en los últimos años, debido a la falta de cooperación de las compañías aseguradoras que no quieren compensar a los empresarios pequeños y medianos, o a los granjeros, por los daños causados por las inundaciones.