Estados Unidos, Canadá y Ucrania se rehúsan a denunciar el nazismo

27 de noviembre de 2014

26 de noviembre de 2014 — En una votación que se llevó a cabo en la Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado viernes 21 de noviembre del presente, sobre una resolución para denunciar al nazismo y la glorificación del nazismo, se aprobó con 115 a favor, 3 en contra y con 55 abstenciones. ¿Quiénes se negaron a denunciar al nazismo? Estados Unidos, Canadá y Ucrania, lo cual no fue una sorpresa. La propuesta fue auspiciada por Rusia, Pakistán, Cuba, Rwanda y otros.

"Es sumamente lamentable que Estados Unidos, Canadá y Ucrania se opusieran la medida y que otros miembros de la Unión Europea se abstuviesen de votar", señaló una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia el sábado 22. "Rusia se sintió particularmente descorazonada y alarmada por la oposición de Kiev [a la resolución], ya que los ucranianos vivieron todo el peso de los horrores del nazismo y contribuyeron de manera importante a nuestra victoria común contra este".

El embajador plenipotenciario para los Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Konstantin Dolgov, dijo el martes 25, según informó RT, que "no hay duda de que si no hay una reacción adecuada al neonazismo que azota a Ucrania, y hasta ahora no ha habido ninguna reacción, esta infección se difundirá a través de las fronteras ucranianas y se propagará a otros países en Europa y más allá".

El representante alterno de Estados Unidos ante el Consejo Económico y social de la ONU, Terri Robl, dijo que Estados Unidos no votaría a favor de la resolución porque, según lo citó el diario israelí Jerusalem Post, "el gobierno ruso ha lanzado por todas partes términos como nazi y fascista para sus propios propósitos".

Un vocero de la delegación de Canadá le dijo al Jerusalem Post que Rusia "lo que busca es limitar la libertad de expresión, de asamblea y de opinión" con su propuesta para condenar el nazismo.

La delegación de Ucrania, según el mismo diario israelí, se refirió a la hambruna causada por Stalin, y dijeron que "solo hasta que las nociones de estalinismo y de neo-estalinismo se condenen igualmente junto con el nazismo y neo-nazismo y otras formas de intolerancia, Ucrania no podrá apoyar la propuesta presentada por Rusia".