Helga Zepp-LaRouche llevó el BRICS a México y a las Américas

21 de noviembre de 2014

21 de noviembre de 2014 — Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, habló este jueves 20 de noviembre ante un público de más de 100 personas, la mayoría de ellos jóvenes, que colmó sala de un hotel en Ciudad de México, donde dio el discurso principal de la conferencia 'Una elección de vida o muerte entre dos sistemas: Los BRICS y la revolución científico-económica que cambiará al mundo'.

Zepp-LaRouche llevó el mensaje a México de que la revolución en marcha en el mundo en torno a la iniciativa china de la Nueva Ruta de la Seda y la lucha por el desarrollo que han emprendido la naciones del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), es motivo de optimismo para México y para toda la humanidad. Precisamente, México se encuentra en este momento en un estado de agitación provocada por las fuerzas reaccionarias que quieren cortar las relaciones productivas que el gobierno mexicano del Presidente Enrique Peña Nieto ha iniciado con China.

La civilización se encuentra en este momento "en una encrucijada, donde el destino futuro de la humanidad está por definirse", afirmó Helga Zepp-LaRouche. "El sistema perverso del imperio británico, de Wall Street, de Londres, todavía existe. Pero en realidad, ya están acabados. Solo es cuestión de si ellos podrán, o no, aplastar al mundo entero en su caída, y sumirlos en una catástrofe. Pero ahora existe una perspectiva optimista, la de un nuevo centro de poder real", en torno a las naciones del BRICS y de las naciones asociadas a ellos, que constituye la mayoría de la humanidad, un nuevo orden económico, que puede ser el comienzo de "una fase completamente nueva en la historia de la civilización", en la que la humanidad "construirá y extenderá la infraestructura hasta el espacio cercano", por medio de la colonización y el desarrollo del espacio.

El seminario fue organizado por el Movimiento Ciudadano LaRouchista (MOCILA) de México, y fue transmitido por Internet internacionalmente por la Executive Intelligence Review (EIR) a varios públicos congregados en varias ciudades de España, al menos en otros 10 países de Iberoamérica (incluyendo a dos universidades en Colombia y una reunión en la Ciudad de Guatemala), y a Estados Unidos.

La conferencia se llevó a cabo en medio de que Londres está desatando una "revolución de color" en México para derrocar al gobierno del Presidente Peña Nieto, que se atrevió a mirar a China y a los BRICS como aliados en contra de los intereses de Wall Street y de Londres, que dirigen el narcotráfico. Incluso ameritó dar una batalla política para solo conseguir un lugar para llevar a cabo esta conferencia en México, y el mismo día que se llevaba a cabo, hubo grupos anarquistas que fueron aplacados por la policía, quienes buscaban ocupar las instalaciones del aeropuerto de Ciudad de México, como preparación para la marcha que harían esa tarde.

Los disturbios se han concentrado en las universidades, y se han caracterizado por un radicalismo desbocado, pero los organizadores del MOCILA generaron un gran interés entre pensadores serios en las universidades, por medio de un afiche audaz anunciando el seminario sobre el BRICS, que colocaron en varios de los campus universitarios más importantes de Ciudad de México. Dos tercios del público asistente al seminario fueron estudiantes universitarios (que pagaron para estar presentes), incluyendo un grupo que vino de la ciudad de Querétaro, que por ahora queda a 4 horas de la Ciudad de México, hasta que se construya el tren de alta velocidad que han propuesto compañías chinas para hacer el tránsito en menos de una hora. Los jóvenes dominaron el período de preguntas y respuestas.

Zepp-LaRouche dio el discurso principal del primer panel, de un seminario que duró cinco horas. Un agregado de la Embajada de Rusia en México, que estaba programado para participar también en el primer panel, tuvo que disculparse de asistir por razones de salud. La señora Gabriela Cedillo, Coordinadora General de la edición mexicana de la revista China Hoy, revista que se publica en seis idiomas y que fue fundada por la viuda de Sun Yat Sen, Soong Ching-Ling, en su discurso le dio al público una visión de la revolución de desarrollo que está sucediendo en China, y de la perspectiva que tiene China de los BRICS para hacerlo extensivo al mundo. China no tiene solo un plan de 5 años, sino que está planeando para los próximos 50 años por venir, como se ve en la represa de las Tres Gargantas, en su sistema ferroviario, y su presencia en el espacio. No ha sido fácil, ha sido toda una pelea, pero hoy se encuentra en el camino correcto. Ella invitó a los estudiantes mexicanos a que vayan a estudiar a China, y que hagan su solicitud para becas de estudio en ese país, y los invitó a unirse al programa espacial chino, y a las compañías mexicanas a que vendan sus productos en China.

Gerardo Castillejas, del MOCILA, fue el primer ponente en el segundo panel, sobre la relación de Iberoamérica y México con el BRICS; José Carlos Soto, del Movimiento LaRouche España, habló sobre cómo salvar a España y al Sur de Europa de la destrucción impuesta por la Troika, proponiendo como modelo el BRICS para que Europa se libere de la Troika; y Dennis Small, del Movimiento larouchista de Estados Unidos, en su discurso habló sobre la cuestión estratégicamente crucial de lograr que también Estados Unidos salte del Titanic, retorne a sus raíces hamiltonianas y se una al BRICS, exactamente como se los propuso el Presidente de China, Xi Jinping.

En varias de las preguntas que se hicieron, subyacía la dificultad que tiene la gente de concebir gobiernos y pueblos que actúen por amor a la humanidad, que estén tan preocupados por asegurar el bienestar del otro, como el suyo propio. ¿Acaso el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) es algún otro tipo de grupo geopolítico? ¿Tiene el BRICS otro tipo de política de seguridad, así como económica? ¿Cómo protegemos los intereses de los indios, de las mujeres y el medio ambiente? Todo lo cual permitió tener una discusión profunda durante todo el seminario sobre, el concepto bestial que tiene la oligarquía sobre el hombre, en oposición a la identidad verdadera de la especie humana como la única especie creativa a voluntad, basándose en el amor a la humanidad.