Se forma enorme bloque comercial entre Egipto y Sudáfrica, en la secuela de la cumbre del BRICS

24 de noviembre de 2014

24 de noviembre de 2014 — Esta semana se dio un gran paso adelante en los acontecimientos que llevan a un enorme bloque comercial de 27 naciones, que se extiende de Egipto a Sudáfrica, que comprende todo el este de África. El ministro de Comercio Exterior e Industria de Egipto, Mounir Fakhry Abdel Nour, en entrevista ayer con Reuters dijo que se espera firmar el próximo mes en El Cairo un acuerdo que uniría a 27 países africanos en un bloque comercial unificado. Su declaración fue confirmada por el gobierno sudafricano, según se informa.

El acuerdo cobra un significado mayor en vista de los mecanismos de desarrollo establecidos por las naciones BRICS en su cumbre de julio pasado.

Los miembros del bloque están presionando para que se implemente rápidamente. En la entrevista con Reuters Abdel Nour dijo desde su oficina en la Plaza Tahrir: "Va a suceder de inmediato. Absolutamente, esperamos firmarlo".

Destacó que "la ejecución, al igual que en cualquier otro acuerdo de libre comercio se realiza en etapas, más rápidamente en algunos países que en otros dependiendo de sus estructuras económicas, su capacidad para competir. Pero se va a llevar a cabo".

Se refieren a este bloque comercial planeado como el Acuerdo de Libre Comercio Tripartita (T-FTA, por las siglas en inglés). Las discusiones para establecer este bloque comercial vienen desde el 2011 entre el Mercado Común del Este y Sur de África (COMESA), la Comunidad del Este de África (EAC) y la Comunidad de Desarrollo del Sur de África (SADC). Las consecuencias para África, en cuanto a la infraestructura por construirse, incluye conectar los países que no tienen salida al mar a las economías orientadas hacia el desarrollo del BRICS, así como también alentar el comercio entre las naciones africanas.

El gabinete de Sudáfrica ya aprobó oficialmente la posición de Sudáfrica en el T-FTA, según el informe de Reuters. Sudáfrica enfrenta un elevado desempleo, pobreza y desigualdad social.

Una declaración del gabinete sudafricano establece que "la iniciativa Tripartita es un proyecto clave encabezado por África con el objetivo de promover la economía a escala, posibilitar la competitividad, diversificación y fomento de las cadenas de valores regionales, el comercio e inversiones intrarregionales e infraestructura transfronteriza". El T-FTA, según el informe de Reuters, también se tiene contemplado como un posible primer paso que siente las bases para un Acuerdo de Libe Comercio de todo el continente.

El producto nacional bruto combinado de las naciones miembros del FTA alcanza los $1.2 billones de dólares. Su población combinada es de 626 millones de personas, lo cual es más de la mitad de toda la población de África.

Sudáfrica es considerado por los monetaristas como la segunda economía más grande de África, después de Nigeria, pero no se ha recuperado del desplome del sistema del 2007-2008. El gobierno de Sudáfrica ve el T-FTA como clave para elevar los niveles de comercio e inversiones entre las naciones de África, a la vez que mejora las posibilidades de alinear la economía de Sudáfrica con algunas de las economías con las más altas tasas de crecimiento en el mundo.

Además, Abdel Nour dijo que El Cairo está trabajando sobre acuerdos comerciales con la Comunidad Económica Euroasiática orientada hacia Rusia y el bloque comercial de América del Sur, Mercosur, con el fin de promover el regreso de los inversionistas extranjeros que salieron de Egipto durante la desestabilización del 2011.

Además de las posibilidades de la construcción de infraestructura, el bloque comercial será "una enorme unión de libre comercio" que le va a proporcionar a los inversionistas extranjeros en Egipto una apertura para que lleguen más fácilmente a los 260 millones de consumidores desde Sudáfrica a Etiopia.

Según el Departamento de Comercio e Industria de Sudáfrica, el acuerdo se ha venido trabajando desde hace algún tiempo. El Departamento de Comercio e Industria caracterizó el acuerdo, inicialmente, como una "alianza tripartita", que estaría compuesta del COMESA, el SADC y el EAC. Ahora se está ampliando hacia Egipto y países aledaños.

Egipto tiene un déficit en su balanza comercial de unos $35 mil millones en el año fiscal que concluyó el 30 de junio. Este bloque comercial va a ser ventajoso para Egipto, dado que el Presidente Abdel Fattah el-Sisi ha puesto como tarea prioritaria los megaproyectos de infraestructura. Abdel Nour dijo que en unos cuantos días, va a anunciar el resultado del concurso para el diseño de un plan maestro para desarrollar los recursos mineros en el sureste de Egipto, conocido como el "triangulo dorado", que se considera como rico en recursos como oro, fosfato y cuarzo.