La Presidenta de Argentina desafía directamente a Obama por su complicidad con los buitres

4 de noviembre de 2014

4 de noviembre de 2014 — La Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, le puso a Barack Obama públicamente los puntos sobre las íes, exigiendo que dijera la verdad sobre su duplicidad y sobre su complicidad, en el ataque que los fondos buitre de la reina británica ha hecho a su país y a ella personalmente.

En una carta fechada el 31 de octubre, [1] y con palabras muy duras, dirigida al Presidente de Estados Unidos, Fernández se enfoca en la vulnerabilidad política en aumento de Obama, exigiéndole que confirme si Nancy Soderberg, quien en el 2012 el confirmó para el "puesto decisivo" de presidente del Consejo de Desclasificación por Interés Público (PIDB, por sus siglas en inglés), y quien asesora a Obama en cuestiones de seguridad nacional, es la misma Soderberg que comparte la presidencia de la American Task Force Argentina (ATFA), el grupo de presión de los fondos buitre, financiado por el multimillonario Paul Singer y su Elliott Associates, que lleva a cabo una feroz campaña de desestabilización en contra de Argentina, que incluye pedir el derrocamiento de Fernández de Kirchner, para "conseguir cambios políticos beneficiosos a los fondos buitre".

El PIDB es una comisión cuya función es asesorar al Presidente sobre la "clasificación y desclasificación de información de seguridad nacional", y se describe a Soderberg como una "experta en seguridad nacional". Otros miembros del PIDB son especialistas de la comunidad de inteligencia, que trabajaron para la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), el Consejo de Seguridad Nacional, y la Oficina Nacional de Reconocimiento, entre otras agencias. El sitio electrónico del ATFA, www.atfa.org/about-us, confirma que Soderberg es de hecho su copresidenta, pero no hace mención de que forma parte del PIDB.

La carta de la Presidenta de Argentina trata con displicencia la aseveración hipócrita de Obama de que el ataque de los fondos buitre a Argentina es una cuestión que solo es pertinente a los tribunales de Estados Unidos, cuya actividad, alega Obama, son completamente "independientes" de cualquier motivación o intervención política.

La Presidenta Fernández le advierte a Obama que si se confirma que la presidenta del PIDB es también copresidenta del ATFA, algo que no se menciona en su biografía en el sitio oficial del PIDB, "se verían afectadas las relaciones entre nuestros gobiernos". Cristina Fernández de Kirchner señala que la Nancy Soderberg que copreside ATFA, "ha llevado a cabo una campaña difamatoria e injuriosa de proporciones inauditas contra el pueblo, las autoridades de mi país y mi persona en particular, con el propósito de perjudicar a la República Argentina en beneficio de un puñado de fondos buitre que pretenden obtener ganancias exorbitantes interrumpiendo el derecho soberano a la reestructuración de la deuda externa de mi país".

Fernández documenta los numerosos ejemplos de "la agresividad y bajeza moral" de las acciones tomadas por el ATFA en contra de Argentina, tales como embargos de valores, distribución de volantes difamatorios en su hotel de Nueva York pidiendo derrocar a su gobierno democráticamente electo, y hostigamiento a miembros de su familia. Asimismo, señala enfáticamente: usted "coincidirá que estas acciones deleznables se convertirían en una cuestión de Estado si fuesen realizadas por una funcionaria pública. Sería el caso si la responsable de ATFA fuera la misma persona que trabaja en la Casa Blanca y no simple homónimos".

Con respecto a las indignantes declaraciones hechas por la Soderberg del ATFA, sobre que Argentina es un "narco-estado" y que vende armas a Irán, la Presidenta de Argentina le restriega a Obama en la cara el caso de la operación "Rápido y Furioso" (de trasiego encubierto de armas a los carteles mexicanos de la droga), y le recuerda el discurso que dio el ex Presidente mexicano Felipe Calderón ante el Congreso de Estados Unidos, donde dijo que el 80% de las armas confiscadas a criminales mexicanos provenían de Estados Unidos, y que 7000 armas habían cruzado de Estados Unidos a México. Fernández le dice a Obama: "Tal vez usted sepa de dónde salen, a dónde llegan y cómo se han utilizado esas armas para sembrar la muerte violenta al mundo. No tenga dudas, de que no salen de mi país".

Al concluir, la Presidenta Fernández de Kirchner advirtió a Obama: "Resultaría inadmisible que un cargo 'clave' del gobierno de los Estados Unidos, con acceso a información clasificada y vinculaciones directas con el Congreso de los Estados Unidos, sea la misma persona que copreside una entidad dedicada a agredir y difamar en los peores términos a una nación soberana que pretende tener relaciones productivas con su país". Y con un toque de humor, agrega: "Por ello, esperamos que todo esto sea una confusión y se trate simple y felizmente de un caso de homónimos".

Fernández comenta que la cumbre del G-20 que será en Brisbane, Australia, "será una buena oportunidad para trabajar juntos contra los fondos buitre, para fortalecer la reestructuración de deudas soberanas y por la eliminación de las guaridas fiscales. Terminar con dichos problemas es el rol de los líderes nacionales y no puede permitirse que sean manipulados por lobistas al servicio de personas inescrupulosas".