Cumbre de emergencia de las naciones del ALBA sobre el Ébola: "Tenemos la enorme responsabilidad de salvar vidas"

22 de octubre de 2014

22 de octubre de 2014 — El resultado de la cumbre de emergencia que se realizó el 20 de octubre en la Habana, Cuba, donde se reunieron los representantes de los nueve países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), se resume mejor en las palabras dichas por el Presidente de Bolivia, Evo Morales, quien le dijo a los asistentes que la epidemia de Ébola que azota África requiere de "una acción universal, de manera conjunta, una responsabilidad por la vida y por eso venimos aquí a compartir las experiencias, para estar siempre juntos, unidos: todo por la vida, por la unidad".

Morales señaló que él comparte la propuesta del Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en el sentido de que en vez de elevar los presupuestos para la guerra y para eliminar la vida humana, las naciones del sector avanzado deben reorientar sus presupuestos para que muestren "solidaridad para salvar vidas".

La atención de la cumbre se centró en la cooperación y la coordinación internacional y regional, y la adopción inmediata de medidas urgentes para proteger y educar a la población para impedir que el Ébola llegue y se propague en el Caribe, Centroamérica y Suramérica. El grupo además emitió un llamado urgente a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), para que este grupo más amplio se una también a los esfuerzos regionales. Las conclusiones del plan de acción del ALBA subrayan que los miembros están concientes del hecho de que "los recursos internacionales requeridos para acometer acciones rápidas y eficaces para enfrentar la epidemia del Ébola continúan siendo insuficientes", pero que "es posible contener el brote del Ébola, en particular mediante la aplicación de las acciones establecidas en materia de seguridad y salud, y otras medidas preventivas".

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso la convocatoria a una reunión extraordinaria a la presidencia pro témpore de la CELAC, que actualmente recae en Costa Rica, en donde se analizarán las propuestas de la ALBA-TCP. Maduro había dicho que la respuesta del ALBA tiene que ser preventiva, y puso de relieve que el brote en África occidental no es casual, sino que es la zona "donde se acumuló la miseria por el colonialismo y el esclavismo" y se expandió "por las deficiencias de salud y la miseria... que es un caldo de cultivo para que se reproduzcan las enfermedades y de esta en especial que hoy amenaza a toda la humanidad".

Algunas de las medidas fundamentales del plan de acción son:

"1. Coordinar nuestros esfuerzos para prevenir y enfrentar la epidemia del Ébola, incluida la rápida prestación y utilización de la asistencia entre nuestros países, con trabajadores sanitarios y los suministros y materiales pertinentes".

"2. Atender con prioridad las necesidades especiales de los hermanos países del Caribe, que les permitiría beneficiarse de la cooperación para prevenir y enfrentar el Ébola que acuerden los países del ALBA-TCP".

"4. Apoyar decididamente a las brigadas médicas voluntarias especializadas en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias... de la República de Cuba, que laboran en países de África. En este sentido, expresamos nuestra disposición como Alianza Bolivariana a contribuir con personal de salud altamente calificado para que se sumen a los esfuerzos de este Contingente en tareas que sean requeridas en la región latinoamericana y caribeña".

"5. Establecer mecanismos nacionales para diagnosticar y aislar rápidamente los presuntos casos de infección, teniendo en cuenta las manifestaciones clínicas iniciales de la enfermedad, la historia de viaje y/o la historia de exposición reportada por el paciente u obtenida en la investigación epidemiológica".

"8. Proporcionar y reforzar las medidas preventivas para la detección y mitigación de la exposición a la infección del Ébola y proporcionar tratamiento y servicios médicos eficaces para el personal de respuesta".

"9. Reforzar las medidas de vigilancia y control epidemiológico en las fronteras, en particular en puertos y aeropuertos".

"10. Contribuir a la formación de personal de salud especializado en la prevención y enfrentamiento al Ébola en los países del ALBA-TCP y del Caribe, a partir de la experiencia acumulada".

"11. Crear un grupo de profesionales de diferentes especialidades para la capacitación del personal de salud en los temas de bioseguridad, incluido el uso de equipos de protección personal ante casos sospechosos o confirmados de Ébola, la atención a las enfermedades hemorrágicas y al paciente en estado crítico, que puedan convertirse en facilitadores y asesores en sus respectivos países".

El 29 y 30 de octubre se realizará una reunión de seguimiento con los especialistas y técnicos, así como también con los líderes de los países del ALBA en la Habana, Cuba, para intercambiar información y experiencias, y elaborar estrategias adicionales de prevención y otras medidas para enfrentar la amenaza del Ébola. Basados en los resultados de ésta reunión, a los ministros de salud de la región se les encomendará que tomen planes de acción para ser implementados de inmediato.