Líderes de gobiernos y fuerzas armadas del Caribe e Iberoamérica sumamente preocupados por la amenaza del Ébola

17 de octubre de 2014

17 de octubre de 2014 — Como lo informó el general John Kelly, Comandante del Comando Sur de Estados Unidos, líderes de gobiernos y de las fuerzas armadas del Caribe, Centroamérica y Suramérica están sumamente preocupados ante la amenaza del Ébola en la región. En declaraciones a Associated Press del 13 de octubre, durante la XI Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, en Arequipa, Perú, Kelly informó que el Ébola fue un tema de discusiones intensas durante la conferencia ya que los líderes militares sienten que la capacidad de movilizar a las fuerzas armadas es un componente clave de cualquier defensa.

Varios ministros de Defensa tocaron el tema directamente en sus discursos.

El general Kelly subrayó el sentido de alarma que existe entre los líderes caribeños y centroamericanos, en particular, dado que muchas de estas naciones pequeñas, con poblaciones altamente vulnerables, tienen muy poca capacidad para hacerle frente a un brote de ébola. Haití, cuya devastación por la epidemia de cólera aún es considerada por las Naciones Unidas como una "emergencia" actual, tiene muy pocas capacidades de defensa, destacó. Con el inicio de la temporada de turismo en el Caribe, los líderes temen que los vacacionistas que entran y salen de la región, algunos en cruceros, y que no son sujetos a ningún procedimiento de chequeo, representan una amenaza de transmisión.

El general Kelly informó que él ha enviado un planificador militar y experto médico a Alemania para trabajar con los oficiales del Comando África, para que el Comando Sur esté mejor preparado si surge la amenaza del Ébola. El Comando Sur también está llevando a cabo simulacros sobre esto, para garantizar que el personal militar esté preparado si un país empieza a ver casos de Ébola. El ha pedido modelado de datos sobre cómo se podría extender el virus. "Esto no es para sembrar temor", enfatizó el general Kelly, "Es parte de mi trabajo anticipar cualquier tipo de cosa. Muchos países realmente no tienen capacidades de medicina preventiva... No se trata de que no tengan ninguna capacidad médica; se trata de que no tienen mucha capacidad".

Reflejando el nivel de alarma, en sus discursos en la reciente Asamblea General de la ONU en Nueva York, varios dirigentes caribeños advirtieron que sus naciones no tienen la capacidad de resistir un brote de Ébola, y exigieron acciones urgentes para hacerle frente a lo que ellos perciben es una amenaza global, no regional. El Ébola es "una emergencia de salud pública que preocupa internacionalmente y una amenaza a la seguridad global", advirtió el ministro de relaciones exteriores de Barbados senadora Maxine McLean. El ministro de Relaciones Exteriores de Belice, Wilfred P. Erlington, se preguntó por qué las agencias internacionales de salud "no han respondido más vigorosamente desde hace meses al brote del Ébola"