'Pánico en el mercado geopolítico': Un ejemplo de los muchos lados de la guerra

14 de octubre de 2014

14 de octubre de 2014 — El informe semestral del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la economía mundial, dado a conocer durante las reuniones del Banco Mundial y FMI del fin de semana del 11 y 12 de octubre en Washington, parece haber desatado fuertes altibajos en los mercados de valores y bonos (con más bajas que alzas) desde el momento del primer discurso de la directora gerente del FMI Christine Lagarde sobre el tema el 2 de octubre.

El informe dice que el crecimiento económico está cayendo a nivel mundial y probablemente no será mayor del 2% en el 2014, en donde el desplome de las economías europeas es el centro del mismo. Europa está entrando en una "recaída de la recaída de la recesión" y sin embargo patéticamente, el director para Francia del Banco Central Europeo (BCE) Francois Benoit Coeuré trató de negar esto en Washington; sus propias gráficas lo mostraban, al igual que las del informe del FMI. La Secretaria del Gabinete de Japón reconoció el 7 de octubre que esta información mostraba que el país estaba de nuevo bajo una recesión, "una cuarta recaída", a pesar de, o debido a, la impresión de dinero y relajación cuantitativa más agresiva hasta la fecha.

Pero cuando los mercados de valores empezaron a caer a principios de este mes, en realidad el motivo más consistente fueron los "choques geopolíticos", la rápida metástasis de los grupos terroristas y la guerra en el Medio Oriente y Norte de África, junto con la aterradora extensión del Ébola dentro y fuera de África, llena de rumores de todo tipo.

En respuesta al informe del FMI y la caída en los mercados de valores, los banqueros centrales se presentaron para "retirar" los planes ya filtrados de que se iban a elevar las tasas de interés de corto plazo. Primero fue Stanley Fischer de la Reserva Federal el 20 de octubre, después el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney el 11 de octubre, quien de plano viró hacia volver indefinida la política de cero tasas de interés.

Pero, el informe del FMI también dice que la política de tasas de interés cero ocasionaba que los bancos en Europa no presten, lo que agravaba la tendencia contraccionista y en vez de esto, presionan para que hayan más "excesos en los riesgos financieros que toman", es decir, ¡las burbujas! El informe en realidad aconseja que "los países que se pueden ver sometidos a corridas bancarias quizás quieran preparar medidas para hacerles frente", y dice que 46% de los bancos de Estados Unidos, con 60% de todos los activos bancarios de EU, están desde subcapitalizados a severamente subcapitalizados. Después, los banqueros centrales reaccionaron ante los temores de que el desplome se generalice con el informe del FMI, empeorando las cosas.

Claramente el intento de los reguladores bancarios por "ultimar" los planes para los "rescates internos" (estilo Chipre) de los megabancos por todas las economías trasatlánticas, han diseminado también el miedo de que haya "corridas" y desplomes financieros desatados por los rescates internos.

Pero cuando el Mercado de Valores de Nueva York se hundió de nuevo en la tarde del 13 de octubre, a esto le siguieron inmediatamente rumores sobre el aterrizaje de un vuelo en el Aeropuerto Logan de Boston con pasajeros enfermos que pudieran tener Ébola.

"Todo el sistema se está desplomando simultáneamente" dijo el economista Lyndon LaRouche el 13 de octubre. La respuesta de la civilización humana ante esto se ve en la nueva dinámica del liderato de los países del BRICS y las naciones asociadas a ellos: no en base a la geopolítica, sino al desarrollo.