Chikungunya: Una nueva Pandemia azota a Iberoamérica

9 de octubre de 2014

9 de Octubre de 2014 — "Chikungunya pone a Jamaica de rodillas", es el encabezado de la reseña en el Global Voices sobre la pandemia que afecta ahora a por lo menos 25 países y territorios de Iberoamérica. Los más afectados hasta el momento son Haití, Jamaica y Guyana, aunque solo Cartagena, Colombia y Tegucigalpa, Honduras han declarado el estado de emergencia. Trinidad y Tobago han tenido que cerrar varias escuelas. Todos estos países están llevando a cabo operaciones de limpieza de calles, zanjas y drenajes para eliminara a los mosquitos infectados que son los portadores del virus.

En una entrevista con el periódico Guyana Times, el jefe del servicio médico, Dr. Shamdeo Persaud, hizo un llamado para que se imponga una cuarentena de todas las personas infectadas al menos por 7 días, que es el tiempo necesario para desarrollar anticuerpos, dijo. Las casillas de control de vectores instaladas en los dos aeropuertos han estado realizando pruebas a todos los pasajeros que durante el vuelo hayan presentado algún malestar. También se han estado realizando fumigaciones al ambiente con insecticidas desde el año pasado, y ahora hay cuadrillas de inspección que pasan a todas las casas revisando si hay agua estancada o tinas donde la gente recolecta el agua de lluvia para uso domestico, etc., que son los lugares donde los mosquitos se reproducen, para después retirarlas y finalmente se les otorga una tarjeta con calificación A a todas las que ya se encuentren limpias.

El secretario general de la Comunidad Caribeña (CARICOM), Irwin Larocque, y los ministros regionales de salud se reunieron en Washington el pasado fin de semana con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para abordar la crisis, y el ministro de Salud chino acaba de concluir una visita programada de varios días a Guyana, durante la cual realizó un recorrido por el lugar con el ministro de Salud de Guyana y el representante local de la OPS del principal hospital público, el cual se encuentra abrumado por el número de víctimas. También el Guyana Times reportó que muy pronto llegara un equipo médico de Argentina "para continuar brindando apoyo al sector salud". Larocque también sostuvo una conversación el fin de semana con funcionarios de Brasil y Argentina solicitando apoyo, y acaba de llegar a Brasil un grupo de salud pública de CARICOM.

La chikungunya (enfermedad de contorsión) es una enfermedad transmitida por los mosquitos al igual que la malaria, el dengue, y la fiebre amarilla; esta enfermedad causa fiebres de hasta 105 grados Fahrenheit, y un dolor insoportable de las articulaciones que puede durar de semanas a meses, incapacitando físicamente a los enfermos. Por si sola, la enfermedad no se considera fatal, pero en poblaciones sin buenas condiciones de salud y donde además las personas padecen diversas infecciones a la vez, el índice de mortalidad se incrementa. La enfermedad, identificada por primera vez en 1952 en Tanzania, se ha ido extendiendo desde entonces por África, India, e Iberoamérica; y ya se han identificado casos en Estados Unidos y Europa.

Se estima que un millón de personas se encuentran actualmente infectadas en esta región, pero el Ministerio de Salud de Venezuela calcula que su país tendrá 700,000 casos para principios del próximo año. Países como Guyana, carentes de la infraestructura necesaria o los expertos necesarios, ha tenido que mandar por avión pruebas de sangre para que sean procesadas en Trinidad, y recientemente, ¡de las 261 pruebas enviadas, 105 han resultado positivas! En brotes pasados no se han reportado más del 30% de la población regional afectada.

Algunos de los países afectados han resaltado el impacto que ha tenido la enfermedad en la economía, no sólo en las actividades relacionadas con el turismo, sino también la baja en la productividad en el área agraria.

Cabe mencionar que se ha desatado una pelea en torno al empleo del DDT (diclorodifeniltricloroetano) para erradicar al mosquito vector en Guyana, lo cual lo mencionó el entonces ministro de Salud, Dr. Leslie Ramsammy en una entrevista con 21st Century Science & Technology en el 2011. La mafia genocida ataca incluso el uso de repelentes como el DEET, mafia representada localmente por la agencia de dizque ayuda del Departamento de Estado de EU, USAID, el Instituto Republicano Internacional, el Fondo Nacional para la Democracia, todos operando abiertamente desde la Embajada Estadounidense; y la WWF (Fondo Mundial para la Vida Silvestre) de su majestad así como Transparencia Internacional, que están promoviendo en vez de esto el uso de mosquiteros, lo cual la gente pobre no puede costear.

Pero ya han recibido una respuesta oficial de parte del gobierno, con la polémica de "tenemos muchos animales, pero necesitamos más gente para desarrollar al país". De ahí la importancia del papel que juegan las naciones BRICS en esta situación.